Avanza la reactivación del yacimiento petrolero Vega Grande

En los últimos días se conoció la reactivación –después de dos años y medio– del yacimiento petrolero Vega Grande en nuestro departamento, sobre el cual trabaja la Empresa Mendocina de Energía (EMESA). Sobre lo que implica este hecho, habló con FM Vos (94.5) y con Diario San Rafael Estanislao Schilardi, director de Hidrocarburos de la provincia.

Vega Grande se ubica en la cordillera, a 3 mil metros sobre el nivel del mar. Para acceder a él, debe subirse por la estación de servicio de El Sosneado, tomando un camino de tierra rumbo a las termas. Allí el camino se bifurca y a alrededor de 60 kilómetros se puede llegar. “Es un camino hermoso porque el paisaje es espectacular y, desde el punto de vista de la actividad estamos muy contentos porque la semana pasada estuvimos ahí, constando el avance de las inversiones que se están realizando en un yacimiento que hace dos años y medio que estaba parado. Se han hecho inversiones para reactivarlo y todavía faltan más. Ya se está produciendo, están produciendo alrededor de 15 metros cúbicos diarios, que –haciendo números redondos– con un barril a 45 dólares, a la provincia le implican entre 2 y 2 millones y medio de pesos de regalías”, dijo.
Es muy bueno el estado en el que están las instalaciones, porque hay un ducto de unos 30 kilómetros de los cuales debieron reemplazarse algunas partes tras hacer un estudio de integridad. “Se ha hecho un muy buen trabajo desde ese punto de vista, cuidando el medioambiente, cuidando la seguridad, así que es espectacular porque lo hicieron dentro del programa Mendoza Activa Hidrocarburos, y a uno le da gusto cuando en el campo se ven los avances positivos”, destacó.
En el predio hay tres pozos, de los cuales dos ya están reactivados. Uno es gasífero y “produce el gas suficiente para, de alguna manera, alimentar el campo”. Es que en el lugar hay una casa que es habitada por alrededor de cinco personas, que requieren calefaccionarse y para calefaccionar el crudo, pues al estar en la cordillera y a tan bajas temperaturas, se enfría y se complica su transporte. “La empresa trabaja en reactivar el otro pozo, y hay otros pozos que no eran productivos, pero tienen pensado hacer algunas intervenciones para ver si encuentran alguna manera de reactivarlos”, aseguró, es que “hay muy buenas oportunidades que se pueden ver en ese yacimiento tan pequeño y tan complejo de operar”.
Schilardi resaltó que EMESA le ha dado oportunidad a diversas pymes del sector, creándose una especie de “cluster de empresas que están trabajando en industria”.
Cabe decir que a través del programa Mendoza Activa Hidrocarburos en su primera versión, se buscaba la reactivación alrededor de 160 pozos, aunque aún eso no ocurre, no han llegado las inversiones pero se está al 50% de la ejecución, lo que está teniendo repercusiones positivas en la recaudación de regalías. Se espera que a diciembre del 2023, el programa tenga superávit, dándole además trabajo a toda la cadena productiva.