Avanza la segunda etapa de créditos para la reconversión vitivinícola

La línea de créditos blandos pondrá en marcha la segunda etapa del Plan de Reconversión Varietal y Modernización Tecnológica Vitivinícola en Mendoza, donde se solicitaron créditos por $ 96,4 millones.

De esta forma busca fomentar la regulación de precios y mejorar la rentabilidad de los pequeños viñateros, al lograr producir uva de mayor aceptación en el mercado.

Financian la reconversión a uva de mayor calidad enológica, la implementación de riego por goteo, malla antigranizo y mejoras estructurales de las fincas.

Financian la reconversión a uva de mayor calidad enológica, la implementación de riego por goteo, malla antigranizo y mejoras estructurales de las fincas.

Así lo destacó el Ministerio de Agroindustria en conjunto con el Gobierno de Mendoza, el INTA, la Corporación Vitivinícola Argentina (COVIAR) y Mendoza Fiduciaria.

Esta segunda etapa tiene como destinatarios a 416 productores pertenecientes a los cuatro oasis con actividad vitivinícola de la provincia (zona este, norte, centro, sur y en menor medida del Valle de Uco).

Para fines de 2018 se proyecta que el total ejecutado sumará un monto de $ 130 millones, que beneficiará con créditos blandos a más de 600 pequeños viñateros.

El 53% del monto total de créditos desembolsados fue un aporte realizado por el Ministerio de Agroindustria de la Nación, que permitió, además, la conformación del fondo rotatorio para el financiamiento de inversiones.