B° Constitución: balearon a un hombre que días atrás había agredido a otro

La violencia en el barrio Constitución se recrudeció el jueves por la noche, tras un ataque armado que sufrió un hombre de 37 años, en el marco de un presunto ajuste de cuentas que tiene origen a partir de otro episodio embravecido sucedido el pasado fin de semana.
De acuerdo con lo que fuentes policiales indicaron a este diario, cerca de la medianoche, gritos y corridas llamaron la atención de agentes que estaban de guardia en el destacamento de calle Edison. Al salir, recibieron a una mujer que se refugió en la dependencia y que era perseguida por otras mujeres, quienes la acusaban de haber baleado a un hombre.
Para evitar consecuencias mayores, desde el destacamento se solicitaron refuerzos y se realizó un amplio despliegue que incluyó decenas de policías sobre calle Córdoba al 700, donde se inició el conflicto.
Según las actuaciones oficiales, la historia tiene estrecha relación con lo acontecido el pasado fin de semana, cuando un joven de apellido Blasco fue brutalmente golpeado por dos hermanos, en un presunto ajuste de cuentas concretado a cambio de dinero. Blasco sigue internado, producto de un fuerte traumatismo encéfalocraneano y fracturas que padeció a partir de los golpes recibidos.
En ese contexto, el jueves, uno de los hermanos que habría protagonizado la agresión contra Blasco, ya en libertad, fue increpado por dos mujeres en la vereda de su casa. La discusión fue in crescendo y Oga terminó baleado en una pierna. El disparo, aseguraron las mujeres que llegaron hasta el destacamento, lo efectuó una de las jóvenes con quien Oga discutía, lo que hasta ayer aún no era probado.
En virtud de lo sucedido, Oga debió ser trasladado al hospital Schestakow donde le diagnosticaron “herida de arma de fuego con orificio de entrada y salida a la altura del muslo de la pierna derecha”. Tras ser asistido, se confirmó que quedó fuera de peligro.
Por otra parte, en base a las declaraciones recogidas por policías y el ayudante fiscal de turno de la Comisaría 8ª, la mujer que buscó refugio en el destacamento Constitución fue derivada luego a la seccional de calle Ortiz de Rosas, donde se le realizó una prueba de parafina para comprobar si efectuó el disparo contra Oga. El arma en cuestión nunca apareció.
Cabe recordar que el fiscal Javier Giaroli, tras la detención de dos hermanos, les imputó el delito de “lesiones graves agravadas por promesa remuneratoria”. En el inicio de su investigación, halló elementos que le permitieron sospechar que los agresores actuaron a cambio de dinero que habría aportado quien se enteró de una infidelidad. Si bien no trascendió oficialmente, “la orden” habría surgido del interior de la cárcel de la avenida Mitre.
La escalada de violencia en el barrio Constitución ha generado preocupación en residentes de esa zona y también en autoridades policiales, quienes han dispuesto medidas para calmar los ánimos. “No se trata de episodios de inseguridad, pero de igual modo tiene a maltraer a los buenos vecinos que viven allí”, expresó un comisario a este diario.

Compartir

¿Quién avala la toma de tierras?

Artículo anteriorInstalaron un puesto de control fitosanitario contra la Lobesia Botrana en Pareditas
Artículo siguienteGodoy Cruz recibe a River, que busca consolidarse en la punta