Bajo amenaza y sin pagar obligó a un carnicero a que le entregara más de 2 kilos de costillas

Una llamativa situación se registró ayer cerca del mediodía en una carnicería de avenida Alberdi y calle Pichincha, en las afueras de Pueblo Diamante.

Hasta ese local llegó un hombre, quien le manifestó al carnicero que quería cortes de carne y que no tenía dinero. También le aseguró que “prefería pedirla, antes que sacar un arma”. Tras la amenazante frase, el trabajador seleccionó algunos cortes y los embolsó. Sin embargo, el sujeto rechazó la oferta y exigió costillas, mediante la misma actitud amenazante.

Para evitar problemas mayores, el comerciante embolsó más de 2 kilos de costillas y se los entregó al individuo, quien sin ningún pudor se retiró del local. Un posterior llamado al 911 advirtió de la situación y fueron agentes de Umar, los que dieron con el ladrón en calle Coronel Campos.

El malviviente, al advertir la presencia policial, apuró el paso y se introdujo en una vivienda, de donde minutos después salió una mujer que le entregó la carne a los uniformados.

Finalmente, por orden de la ayudante fiscal de la Comisaría 8ª, el intimidante sujeto fue aprehendido y trasladado a la Comisaría 8ª, donde se le abrió una causa por “Robo”, teniendo en cuenta las amenazas de extraer un arma que profirió contra el carnicero que le entregó la carne para asado.