¿Barbijos sí o no?: una polémica que requiere definiciones

La pandemia de Covid-19 y la necesidad de evitar su propagación llevan a que las autoridades sanitarias y políticas de todo el planeta adopten medidas a fin de cumplir con el objetivo y que sus poblaciones se vean lo menos afectadas posible.
Desde que el virus se tornó preocupantemente célebre, las opiniones de los especialistas a nivel mundial son contestes en recomendar mantener una distancia no menor de un metro con otras personas, evitar el contacto directo al saludarse, toser o estornudar en el pliegue del codo, desinfectar las superficies y objetos de uso cotidiano y lavarse frecuentemente las manos con agua y jabón. Además, en muchos países –entre ellos Argentina– el Gobierno decidió establecer un aislamiento social preventivo y obligatorio.
Hay un tópico, sin embargo, que en los últimos días ha generado controversia: el uso de barbijos de modo masivo entre la población. Varias provincias y localidades del país ya han determinado que su uso sea obligatorio en lugares públicos, otras jurisdicciones lo “recomiendan” y otras directamente lo desaconsejan.
Esta semana, la Organización Mundial de la Salud se volvió a pronunciar al respecto y dejó una tajante conclusión al decir que los barbijos no son una «solución milagro» en medio de la pandemia de Covid-19. A su vez, admitió que su uso «solo se justifica» en países donde otras medidas no puedan ser implementadas. Para el organismo, el uso generalizado de barbijos debe ser considerado en aquellos países donde otras medidas, como lavarse las manos o mantener la distancia, son más difíciles de aplicar por «falta de agua o condiciones de superpoblación».
Ayer, en declaraciones televisivas, el presidente Alberto Fernández se pronunció a favor del uso de barbijos caseros. «Lo que abunda no daña; si cubrimos la boca y la nariz, hacemos que el contagio sea más difícil «, dijo el mandatario.
La controversia debería ser zanjada con un mensaje unificado y claro, sobre todo para seguir luchando con las mejores armas contra este extendido y novedoso enemigo.