Bicicletas: por los robos se aseguran más del 60% de las que se compran

El asalto a los ciclistas es una problemática creciente y se estima que, en promedio, se roban en Mendoza unas 30 bicicletas por semana. El dato preocupa a quienes por deporte, esparcimiento o como medio de transporte  salen a pedalear; sin ir más lejos, el viernes pasado asaltaron a 3 ciclistas en la zona de los Senderos de Chacras, a quienes les quitaron hasta la ropa.

Este escenario, sumado a la preocupación siempre latente de muchos ciclistas que temen ser asaltados, han construido una nueva realidad: cada vez más gente contrata pólizas de seguro para sus bicicletas y así, buscan que sea la compañía quien responda en caso de que sean víctimas de un robo.

Tanto en las bicicleterías como los agentes que trabajan con estas coberturas coinciden en que aseguran al menos una bicicleta por día, un panorama muy distinto al de hace solo un par de años cuando se aseguraban dos bicis por semana, en el mejor de los casos.

“Contratar un seguro para bicicleta no es obligatorio, pero hoy en día de cada 10 bicis que se compran, al menos 6 de ellas se aseguran”, sostuvo Gastón Godoy, productor de seguros de Triunfo y dedicado al rubro de bicicletas.

Muchas de estas empresas trabajan codo a codo con las propias bicicleterías, desde donde ofrecen junto con la compra, la posibilidad de asegurar el rodado. Incluso algunas de ellas hasta trabajan con promociones y descuentos especiales.

Así y por una bicicleta de entre 20.000 y 30.000 pesos -las más comunes en la calle dentro de la gama media-, la póliza de seguro en caso de robo ronda entre los 300 y los 400 pesos mensuales; aunque también hay pólizas excepcionales que oscilan los 6.000 pesos y que incluyen a aquellos rodados de alta gama y cuyos valores rondan los 5.000 dólares.

“Se está tomando conciencia de que la bicicleta, en definitiva, es como cualquier otro vehículo y desde la misma bicicletería el dueño ya la saca asegurada”, detalló a su turno Federico Magni, un productor de Triunfo que trabaja con distintas bicicleterías mendocinas, para quien, “lo más común es que contrate una póliza aquella persona que la usa como medio de transporte para moverse en la calle o para ir a trabajar”.

Fuente: Los Andes