Bodegas Abiertas 2014 no tiene ningún representante local

Con la organización de Bodegas de Argentina junto con el Ministerio de Turismo de Mendoza y la colaboración de varios municipios mendocinos, el próximo 17 de mayo se realizará por tercer año consecutivo el evento Bodegas Abiertas 2014.

Se trata de una jornada en la que las bodegas ofrecen un tour y una degustación, para dos personas, a cambio de una caja de leche en polvo. Lo recaudado tiene como destino las entidades nucleadas de Conin, reconocidas por su lucha contra la desnutrición infantil.

Bodegas Abiertas tiene como objetivo difundir el turismo del vino y dar a conocer a cada una de las bodegas participantes, propiciando una oportunidad más de promoción tanto de las marcas como de la actividad que se realiza en cada una de ellas, puesto que cada bodega ofrece al visitante su estrategia enoturística particular.

Este año participarán 50 establecimientos vitivinícolas de Mendoza, Salta, San Juan, Neuquén, Río Negro y la Rioja, fortaleciendo el carácter federal de esta acción solidaria. Lamentablemente, ninguna bodega sanrafaelina se ha adherido a este importante evento que promueve el consumo del vino y que abre las puertas a cientos de turistas de todo el país y también a visitantes de diferentes puntos de Mendoza.

Cada bodega dispondrá de tres turnos para las visitas (a las 10.00, a las 12.00 y a las 15.00) para que los participantes puedan armar un itinerario por la región que elijan. Los emprendimientos enoturísticos que tienen propuestas gastronómicas ofrecerán ese día opciones de menú a precios especiales.

La idea es poder disfrutar de la posibilidad de ir de una bodega a otra, degustando sus vinos, su gastronomía, sus actividades al aire libre, y de esta manera conocer cada propuesta como lo hacen los turistas y vivir el enoturismo, como en otras regiones del mundo.

En virtud de la importancia que tiene la seguridad de las personas que participan de Bodegas Abiertas 2014, es que se suma a esta iniciativa y, como estrategia fundamental para desarrollar la actividad, la figura de conductor responsable o designado. Quien se adjudique esta función será identificado con una pulsera-precinto que le entregará la primera bodega que visite, y recibirá premios en cada bodega a la que vaya ese día, por la responsabilidad adquirida de llevar al grupo de un recorrido a otro.