Bolivia niega la detención de algún diputado argentino

El Gobierno interino de Bolivia aseguró este sábado que no fue detenido ningún diputado argentino al ingresar en el país, que este domingo celebra elecciones generales.

«Jamás se detuvo a nadie», dijo el ministro interino de Gobierno (Interior), Arturo Murillo, en conferencia de prensa en La Paz.

El Gobierno de Argentina denunció la detención de un diputado argentino que viajó junto a otros legisladores a Bolivia para participar como observador de las elecciones de este domingo.

El ministro transitorio calificó de «desinformación» este tipo de denuncias y reiteró que ni la Policía ni Migración detuvieron a nadie anoche en el aeropuerto internacional de El Alto, junto a La Paz.

Arturo Murillo añadió que el diputado argentino Federico Fagioli no es bienvenido a Bolivia, mientras que con el resto de parlamentarios declaró que no hay problema.

Murillo agregó que Fagioli mintió a Migración al negar que el año pasado estuvo en Bolivia, lo que afirmó que es un delito, pero el Tribunal Supremo Electoral de Bolivia y la Organización de los Estados Americanos desde Washington pidieron que se le dejara entrar al país.

Al respecto, lamentó el «escándalo» que hubo en el aeropuerto, del que culpó a la «izquierda».

El titular transitorio de Gobierno señaló que Bolivia permite la entrada de quien llegue al país para acompañar las elecciones generales, le guste o no al Ejecutivo interino y sea o no de su línea política.

No obstante, pidió que «no haga injerencia» ni «vengan a meterse en problemas internos».

El ministro interino apuntó que Fagioli estuvo el año pasado en Bolivia tras la crisis política y social que atravesó el país, tras lo que emitió como parte de una delegación argentina un informe que calificó de manipulador, con denuncias «terribles» de asesinatos y de violaciones de menores.

Por ello, calificó de «persona non grata» al diputado argentino y manifestó que el presidente de la Cámara de Diputados de Argentina, Sergio Massa, llamó para disculparse.

Además de que expresó que Fagioli no es un observador electoral, sino un invitado del Movimiento Al Socialismo (MAS).

El MAS, el partido de Evo Morales, es de izquierdas igual que el Frente Patria Grande al que pertenece Fagioli, diputado por la provincia de Buenos Aires.

El incidente en el aeropuerto, en que se ve al parlamentario en el suelo tras un zarandeo con policías, ha sido denunciado dentro y fuera del país, por entidades como la Defensoría del Pueblo de Bolivia, que considera que hubo un «procedimiento equivocado y uso excesivo de la fuerza policial».

La llegada de distintos actores políticos en las últimas horas a Bolivia desde países de América y de Europa para los comicios del domingo ha generado algunas polémicas, pues el órgano electoral ha especificado cuales son las misiones de observadores acreditadas, mientras que el resto son invitados de los candidatos (EFE)