Boqueteros ingresaron a un quiosco céntrico y un sospechoso fue detenido debajo de una churrasquera

Ayer durante la madrugada, la Policía debió montar un fuerte operativo en pleno centro, en procura de la detención de al menos dos ladrones que entraron a un quiosco ubicado en la avenida Hipólito Yrigoyen y calle 3 de Febrero.
Pasadas las 5 de la mañana, el dueño del comercio, advertido por testigos, se dirigió hasta el lugar, donde comprobó que los malhechores habían ingresado al local para sustraer mercadería, en su mayoría, paquetes de cigarrillos.
Lo particular del caso es que los delincuentes, para irrumpir en el negocio, “ganaron” terreno en una playa de estacionamiento colindante, luego escalaron hasta el techo donde realizaron un boquete para llegar al entretecho del quiosco y después hicieron un agujero en el cielorraso. “Quizá los delincuentes esperaban hallar otro botín o no tuvieron el tiempo suficiente”, indicaron desde la Policía en relación al “trabajo” realizado por los asaltantes para concretar el hecho.
Como consecuencia de lo sucedido, hasta el lugar arribaron agentes policiales, quienes se dedicaron a buscar a los ladrones. Fue así que en las inmediaciones, gracias a que montaron un operativo cerrojo, consiguieron atrapar a uno de los posibles maleantes.
“Estaba escondido debajo de una churrasquera en una propiedad de calle Lugones”, confirmó una fuente policial.
El sujeto, de 28 años, no tenía en su poder elementos que lo ligaban al robo del quiosco, pero por su actitud frente a la presencia policial fue trasladado a la Comisaría 32ª, donde quedó a disposición de la Justicia.