Bronquiolitis en niños: síntomas, contagio, tratamientos y su relación con el Covid

La llegada de las épocas más frías del año hacen que la presencia del coronavirus más otros conocidos habitualmente compliquen la situación de los niños, más teniendo en cuenta que en el caso de la bronquiolitis con clases dictadas por videoconferencia los casos fueron bajos, pero con una presunta vuelta a lo presencial, estos podrían elevarse nuevamente.
Es fundamental, por lo tanto, no descuidarse y estar atentos a los síntomas que puedan indicar la presencia de los mismos. Lo cierto, es que por esta fecha, y hasta entrada la primavera, es el momento de mayor circulación del Virus Sincicial Respiratorio (VSR), uno de los principales causantes de la bronquiolitis.

¿Cómo se transmite la enfermedad?
Se trata de una enfermedad de fácil contagio y se transmite de persona a persona por el contacto directo con secreciones nasales. Los principales grupos de riesgo, nacidos prematuros de alto riesgo, con afecciones pulmonares y los niños con cardiopatías congénitas, tienen entre 4 y 5 veces más probabilidades de necesitar hospitalización por esta afección respiratoria.
Por ello, si bien la circulación es menor en este contexto, es fundamental seguir tomando las medidas preventivas correspondientes dado que el VSR puede sobrevivir en superficies por periodos de tiempo prolongados.

Recomendaciones importantes a tener en cuenta
Por tal motivo, los profesionales de la salud dieron una serie de recomendaciones a tener en cuenta para reducir la exposición al VSR: lavarse las manos con agua y jabón, usar alcohol en gel, mantener al niño alejado de personas que estén enfermas, con resfrío, fiebre y el contacto con objetos contaminados (juguetes, por ejemplo), no llevar a los chicos a lugares cerrados con mucha gente, ventilar los ambientes, no enviar al niño a la guardería en los primeros meses de vida, de ser posible. En el caso que concurra no deberá asistir mientras dure la enfermedad, evitar el humo, en especial del tabaco que aumenta la posibilidad de enfermar, mantener la lactancia materna en forma prolongada y tener el calendario de vacunación completo.
Tratamientos que se llevan a cabo
En cuanto a los tipos de tratamientos que se pueden aplicar en los menores, en la mayoría de ellos, la bronquiolitis es una enfermedad autolimitada y puede ser manejada en la casa del paciente. Sin embargo, para niños con factores de riesgo considerables o severos, incluyendo enfermedades concomitantes o preexistentes, bajo peso, prematuridad o desnutrición, entre otros, el manejo de la infección debe ser supervisado por un entorno médico.