Buenos Aires: «A Jesús se le dice que sí», dijo un cura antes de cometer abusos

Tres catequistas fueron abusadas por un cura. El acusado es Mario Koessler de la Parroquia San José de San Isidro en Buenos Aires. Antes de ir a juicio oral, el culpable admitió los hechos y finalmente su pena se definirá en un juicio abreviado.

Las tres mujeres lo denunciaron penalmente en la Unidad Fiscal y el juzgado de Violencia de Género número 1 a cargo del doctor Ricardo Costa, por abuso sexual agravado. Los ataques se dieron entre 2014 y 2015.

Las víctimas, Nora, Alicia y Nidia tenían 71, 62 y 39 años al momento de los abusos.

«Estábamos solos en su despecho en una reunión, se acercó como para saludarme y de repente me inmovilizó con los brazos. Como yo estaba con la boca abierta, me metió la lengua hasta la garganta, me chupó toda la cara, hasta la oreja. Empezó a jadear como si fuese un animal y me babeaba toda”, relató a Perfil la ex catequista Nora Bustamante.

“Me inmoviliza los brazos y no me deja subir las manos, él pesaba 120 kilos y yo apenas 56, y no me pude escapar», relató la víctima.

“Al cura se le dice que no, pero a Jesús se le dice que sí”, le había dicho Mario Koessler a la catequista, previamente a los abusos.

Situaciones similares vivieron otras dos catequistas que radicaron las denuncias.

Koessler reconoció su culpa y pedió apoyo psicológico y psiquiátrico. Ahora será llevado a juicio abreviado.