Buenos Aires: «El hombre mató a mamá», el dramático relato de un nene de 5 años

Un brutal crimen de una mujer conmueve a la localidad bonaerense de Villa Luzuriaga. Se trata del asesinato de Gloria Cristina Domínguez Zimmerman, de 29 años, a manos de un hombre que es intensamente buscado y que quedó filmado por cámaras de seguridad. El hecho ocurrió este lunes.

Los investigadores del asesinato consideran que el agresor era un cliente o proveedor que iba a venderle una panchera y que con esa excusa fue con ella y su hijo, de 5 años, hasta la casa, trayecto en el que fue captado por las cámaras.

Fuentes judiciales informaron este martes a la agencia de noticias Télam que en base a las imágenes y testimonios obtenidos en la pesquisa la policía busca al sospechoso de haber matado presuntamente a golpes a la joven, de nacionalidad paraguaya, cuyo cuerpo será sometido pen las próximas horas a una autopsia para certificar las causas de la muerte y si fue víctima de un abuso sexual.

«A mi mamá la mataron», fue lo que dijo el hijo de la víctima a sus familiares tras el crimen, según relató su tía paterna en declaraciones a la prensa que brindó junto a Venerio Ocampo, esposo de Gloria y padre del niño. Según la mujer, su sobrino «vio todo y contó detalladamente» lo sucedido.

Por su parte, Ocampo, quebrado en llanto, recordó que este lunes a las 5 de la mañana él se fue a trabajar y que su esposa se quedó con su hijo.

«A las 8 fueron al kiosco -que ambos tenían en la zona- y no supe más nada. No hablé con Gloria durante el día. Un señor lo encontró (a su hijo) llorando y llamaron a la policía”, sostuvo, al confirmar también que su hijo «vio todo», cuando el agresor «le quitó la ropa» a su mamá y la atacó.

El cuerpo de la víctima fue encontrado en un predio abandonado donde funcionaba un centro terapéutico, en Villa Luzuriaga, La Matanza, tras el pedido de auxilio del niño.

Más tarde, mediante el análisis de las cámaras de seguridad de la zona, se pudo obtener una imagen del momento en que Gloria, el niño y el sospechoso -vestido con una remera gris y un jean- caminan por la calle, lo que fue clave para identificarlo e iniciar la búsqueda.

Se trabaja en la hipótesis de que la mujer fue a comprar engañada una panchera” para el kiosco, reconoció un investigador, quien agregó que aún se trata de determinar si el acusado era un cliente o un proveedor del negocio.

El fiscal Gastón Duplaa, a cargo de la UFI especializada en Homicidios de La Matanza, aguarda el resultado preliminar de la autopsia para conocer detalles del homicidio y si la mujer fue víctima de un abuso sexual. Según las primeras pericias, la mujer murió por un fuerte golpe producido con un objeto contundente de cerámica, como un inodoro o vanitory que se hallaba en el predio abandonado, señaló un vocero judicial.

En la escena del crimen se halló cantidad de prueba pericial, como «pelos, sangre y huellas”, indicó el investigador consultado.

Según las fuentes, al llegar al lugar, los efectivos entrevistaron a un vecino, quien refirió que halló a un menor de edad en la vía pública que, momentos antes, dijo que su mamá de nombre “Gloria” fue golpeada por un hombre.

-> El dramático relato de su hijo

El hombre que socorrió al hijo de 5 años contó este martes por la mañana que el niño le dijo “el hombre mató a mamá” y “la golpeó con un palo”.

“Le pregunté qué le pasó y me dice ‘el hombre me dijo que me iba a venir a buscar y no vino más’”, relató Luis Bocetto, el vecino que asistió al niño. El testigo indicó al canal Crónica TV que junto con los empleados de un corralón de la zona tranquilizaron al nene y lo llevaron a una estación de servicio cercana para llamar a la policía.

“En ese momento me empezó a contar: ‘El hombre me trajo, era de día, vinimos con mamá. El hombre mató a mamá’«, detalló sobre el relato del niño. Bocetto dijo que, en todo momento, se refería al agresor como “el hombre”, que le contó que atacó a su mamá «con un palo», tras lo cual agregó que el menor estaba en buen estado de salud.

“Estaba tranquilo, narraba lo ocurrido tranquilo”, afirmó. Según el testigo, el hijo de la víctima relató también que el atacante le dijo «que lo espere, que iba a volver”, pero que al pasar las horas y hacerse de noche, el niño “salió porque tenía miedo”.

Finalmente, sostuvo que, de acuerdo con el relato del nene, el teléfono celular de la víctima se lo llevó el agresor.

Fuente: Télam.