Buenos Aires: Policía Federal mató a dos delincuentes tras un asalto

 

Un efectivo de la Policía Federal Argentina (PFA) que trabaja en la Casa de Gobierno mató hoy a dos delincuentes a balazos e hirió a un cómplice cuando intentaron robarle en su casa de la localidad bonaerense de Glew, informaron fuentes de la fuerza.

El hecho ocurrió esta medianoche en el cruce de calles Uspallata y Progreso, a unos cien metros de la estación de trenes de la mencionada localidad del partido de Almirante Brown, en el sur del Gran Buenos Aires.

Fuentes policiales informaron a Télam que todo comenzó cuando tres delincuentes saltaron un muro e ingresaron a un terreno en el cual viven un agente de la PFA y su familia pero en distintas casas.

Los asaltantes redujeron a la madre y a un hermano del hombre aunque no se dieron cuenta de que otra hermana suya, de 12 años, estaba en otro sector de la vivienda y fue a despertar al policía que en ese momento estaba durmiendo.

El efectivo, que desempeña sus tareas en la División comisaría de Casa de Gobierno, tomó su arma reglamentaria y se dio a conocer como integrante de la fuerza de seguridad.

Los ladrones armados lo atacaron a balazos, que fueron repelidos por el agente, tras lo cual dos de ellos murieron en el lugar y un tercero quedó gravemente herido.

Personal de la División Roca que estaba apostado en la estación del ferrocarril escuchó las detonaciones y se dirigió a la casa del agente.

Los efectivos de la PFA alertaron a sus pares de la seccional 7ma. de Glew que arribaron de inmediato y realizaron los peritajes.

En el lugar, los policías bonaerenses secuestraron en la casa una pistola Bersa y otra Glock que habían sido usadas para cometer el asalto.

En tanto, el delincuente herido fue trasladado a un centro asistencial de la zona y luego fue derivado al hospital El Cruce – Néstor Kirchner de Florencio Varela, donde quedó internado en grave estado, dijeron los voceros.

«Los fallecidos recibieron entre dos y tres disparos, mientras que la vida del restante corre peligro por las heridas recibidas», dijo a Télam un vocero, quien añadió que eran mayores de edad y «tenían antecedentes penales».

El hecho es investigado por el fiscal Gustavo Caram, a cargo de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 5 del Departamento Judicial Lomas de Zamora, quien en principio dispuso que el agente asaltado quede en libertad.