Bullrich: «CFK tenía una red armada que está cayendo como un Jenga»

La ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, dijo que la ex Presidenta y actual senadora Cristina Kirchner y su marido, el ex presidente Néstor Kirchner, junto a otros sectores del gobierno kirchnerista, tenían una «red absolutamente armada y montada» que en la actualidad «está cayendo como un Jenga».

Las declaraciones de la funcionaria, brindadas este jueves por la noche en TN, se produjeron luego de la presentación de la viuda del ex secretario presidencial Daniel Muñoz, Carolina Pochetti, quien declaró -en la causa de los Cuadernos por los sobornos en la obra pública- que pagó coimas al juez Luis Rodríguez para que no investigara las supuestas maniobras de lavado de dinero que tenían como protagonista a su marido.

A pocas horas de conocerse la noticia, la ministra dijo que la causa demuestra que existía «una red absolutamente armada y montada por la ex Presidenta y su marido, con varios sectores del gobierno, con sus empresas, amigos, con todo un aparato montado, que está cayendo como un Jenga», el popular juego de piezas de madera que se apilan formando una torre.

Además, se mostró esperanzada en que «paso a paso, la Justicia va a llegar. Y la gente va a poder recuperar la confianza».

Además, se refirió a los bienes que pueden ser recuperados, provenientes de causas de corrupción: «Muchos de los bienes que le pertenecían ilegalmente a los detenidos, como al (sindicalista) Pata Medina y otros, hoy están siendo utilizados por el Estado para trabajar por la Justicia».

«Estos bienes no están extinguidos de dominio, están como préstamo», aclaró.

En otro orden, Bullrich remarcó que las autoridades han «cambiado el paradigma de la seguridad».

«Pasamos del ‘zaffaronismo’ (por el juez Eugenio Zaffaroni) a un modelo donde la víctima y la sociedad son el centro, y no el victimario. La ley en el modelo kirchnerista era un estorbo», dijo, aunque admitió que «nos falta un montón».

Pochetti sostuvo ayer que hizo un pago millonario a Luis Rodríguez, motorizado a través de su entonces abogado Miguel Ángel Pló, indicaron fuentes judiciales.

La confesión de Pochetti generó una ola de rumores en los tribunales federales de Comodoro Py: todavía el juez federal Claudio Bonadio debe decidir qué hace con esa declaración y con la situación procesal de la arrepentida.

Fuentes judiciales indicaron que el juez Bonadio evalúa extraer el testimonio de Pochetti y enviarlo a sorteo para que sea investigado de forma autónoma.

En tanto, se espera que hoy los diputados de la Coalición Cívica Paula Olivetto, y Juan Manuel López, vuelvan a denunciar al magistrado Luis Rodríguez ante el Consejo de la Magistratura a fin de lograr su destitución.