Buscan construir un reservorio en la Cuenca del Diamante

Desde hace algunos meses, el Departamento General de Irrigación propuso nuevas formas de distribución que mejoran la entrega de agua ante la situación de crisis hídrica en la que se encuentra nuestra provincia desde hace ya más de una década. 

Desde hace algunos meses el Departamento General de Irrigación propuso nuevas formas de distribución que mejoran la entrega de agua ante la situación de crisis hídrica en la que se encuentra nuestra provincia desde hace ya más de una década.
En este marco, una de las propuestas es el denominado “riego acordado”, una propuesta que consiste en que el Inspector de Cauce elabore los turnos a partir de las necesidades reales de los regantes. Ellos informan qué día, en qué momento y cuánta agua necesitan de acuerdo a los requerimientos de los cultivos, en cuanto a la cantidad y frecuencia.
El Riego Acordado ya está en marcha: comenzó con una prueba piloto que involucra a los regantes del Canal Bajada de Araujo, en Lavalle.
Allí es posible llevar a cabo esta propuesta ya que se cuenta con obras necesarias como tres reservorios sobre el Canal San Martín que permiten amortiguar las variaciones de caudal en el canal principal y proveer al sistema de un volumen de agua suficiente para flexibilizar el turnado de riego en la zona.
Se calcula que con este sistema se ahorra un 15% de agua y se mejora en la eficiencia y en la productividad.
A sabiendas que la falta de agua ya es una constante en Mendoza, se busca seguir ampliando el sistema a otros puntos de la provincia.
Son dos las propuestas que aparecen en el horizonte del Departamento General de Irrigación para avanzar con la modernización del sistema hídrico provincial con la construcción de dos nuevos reservorios.
Uno de ellos se encontrará sobre la cuenca del Río Diamante con una capacidad de 40 mil metros cúbicos de capacidad de almacenamiento y que beneficiaría a 169 productores agropecuarios de San Rafael.
El otro reservorio estaría en la cuenca del Tunuyán Inferior en el canal Los Andes de 350 mil metros cúbicos de capacidad y con 870 beneficiarios.
Esta propuesta se enmarca dentro de un proyecto para la gestión de riesgos agropecuarios presentado por la provincia al Banco Mundial, y del que el Banco Internacional de Reconstrucción y Fomento (BIRF), financiaría 11 millones de dólares.

ANTECEDENTES
Hay que remarcar que hace algunos años atrás el DGI había planteado la necesidad de hacer reservorios en distintos oasis de la provincia. Para el Diamante se habían planteado cuatro, uno en El Cerrito, otro en Rama Caída (al este de Pobre Diablo), un tercero en Cuadro Benegas y el cuarto en Colonia Española, proyectos que no se pudieron concretar por falta de fondos.