Buscan crear un cupo femenino para el Cuerpo de Guardaparques de Mendoza

La senadora del Frente de Todos Silvina Camiolo desarrolla una propuesta en la Legislatura provincial para modificar la Ley 7.291 y establecer así un cupo femenino mínimo del 30% del Cuerpo de Guardaparques, de acuerdo al mecanismo y modalidades que determine la reglamentación.
Los guardaparques que trabajan en las zonas rurales de la provincia se dedican al control, al cuidado y a la preservación de las reservas mendocinas. El título habilitante es el de “técnico en Conservación de la Naturaleza”; trabajan de manera presencial y hacen guardias rotativas cada 15 días. Por otra parte, hay trabajos administrativos, otros vinculados a la conservación de flora y fauna autóctona y están quienes trabajan en áreas naturales de los Municipios. “Realmente el campo de acción de los ‘tecona’ es bastante amplio, no solamente en las reservas”, señaló Camiolo.
Si bien en otra época se consideraba una especie de “trabajo exclusivo de hombres”, eso ha ido variando y actualmente se requiere la labor de mujeres también. “Las tecnicaturas tienen muchísima presencia femenina en cuanto a estudiantes, cuando se reciben también, pero a la hora de los ingresos en la Provincia, no están asegurados los cupos para las mujeres. Hasta hace poco tiempo los ingresos eran absolutamente masculinos y sabemos que es un actividad en la que las mujeres se desarrollan, se pueden desarrollar perfectamente, tienen conocimientos porque la carrera los habilita para conocer no solamente desde lo técnico en flora y fauna autóctona, sino también de mecánica, de supervivencia en la naturaleza, y realmente todas las mujeres pueden dedicarse sin ningún tipo de inconveniente a esta actividad”, dijo, y agregó que “la dificultad generalmente está en que el cupo no está asegurado para ellas”.
Por otra parte, justamente las guardaparques han sido quienes encabezaron esta propuesta, con el acompañamiento de sus compañeros hombres. “Uno de ellos me dijo ‘tengo que reconocer que es una actividad muy masculina, pero cuando ellas están, se realiza de una manera impecable y de la misma manera que si la realizaran solamente hombres’, entonces creo que es un crecimiento que toda la sociedad en su conjunto está empezando a dar, y que desde la Legislatura y el Ejecutivo provincial tenemos que estar también a la altura de las necesidades sociales”, destacó.
Si bien hay quienes consideran que es una medida innecesaria o que no corresponde, la legisladora aclaró que la mayoría lo ve con buenos ojos.