Buscan evitar que se dañen los pozos de agua por cortes de electricidad

En los últimos días, personal del EPRE se hizo presente en la zona sur de Mendoza para empezar a delinear un plan de trabajo que permita evitar daños en pozos y bombas de agua cuando se produzcan cortes de energía.

En este sentido, desde la entidad que coordina Elian Japaz, destacaron que se “brindará información previa a producirse cortes de energía por el mantenimiento preventivo a las Cooperativas de Pozos de Agua del Sur de Mendoza”.

En este marco, hay que destacar que, muchas veces, los cortes de luz suelen producir daños graves en equipos que cuesta mucho reparar, principalmente para los productores. Los pozos y bombas de agua se caen por falta de suministro o problemas de tensión, por lo que se buscará aplicar un sistema de información que garantice la seguridad de los equipos.

Ante la falta de agua para riego, uno de los objetivos planteados por Irrigación es la recuperación de pozos de agua subterránea, como una forma de paliar la crisis hídrica. A sabiendas de que la puesta en funcionamiento de esta infraestructura suele llevar una importante inversión económica, se apela a todas las medidas posibles para evitar que se dañen o –en el peor de los casos– se quemen.

Estas acciones se enmarcan en el programa EPRE Usuarios, una iniciativa que busca que el Ente Regulador tenga una mayor comunicación con los usuarios del servicio de energía.

Se calcula que en el oasis sur hay unas 2.770 perforaciones. De ellas, solo unas 1.362 estarían en funcionamiento y registradas.

 

EN EL SUR

Por otra parte, personal del Ente Regulador realizó un recorrido en la zona sur para promover los derechos de los usuarios, y además se reunió con una importante empresa industrial para asesorar sobre servicios eléctricos. También se hicieron trabajos de mantenimiento preventivo.

Asimismo, se trabajó con el municipio de Malargüe para lograr que cuatro poblaciones accedan al servicio eléctrico a través de energías alternativas.