Buscan que las “escuelas albergue” sean las primeras en volver a funcionar

En medio de la pandemia del coronavirus los chicos tuvieron que dejar las aulas y tomar sus clases de “manera virtual” por diferentes medios de trabajo. En este sentido, en algunas partes del país y del continente se está organizando la vuelta a clases “segmentada”, y en Mendoza ya hay un proyecto para que vuelvan a las aulas los chicos de las escuelas albergue.
En la provincia son unas 50 instituciones de este tipo y están distribuidas entre Lavalle, La Paz, Santa Rosa, San Rafael, Malargüe, General Alvear y San Carlos.
La mayor parte de ellas se encuentra en Malargüe donde suman 14 establecimientos de este tipo, seguido por Lavalle con 10, mientras que más atrás aparecen San Rafael con 6, lo mismo que La Paz y Santa Rosa con 6, el resto se divide con 4 en General Alvear, 1 en San Carlos, 1 en Ciudad y 1 en Rivadavia.
Las de San Rafael se encuentran en los parajes más alejados del centro y –algunas- hasta lejos de la cabecera de los distritos, entre ellas se encuentra la Vialidad Nacional en el Paraje La Horqueta o la Federico Palacios de Los Parlamentos.
En El Sosneado se encuentran la escuela Pedro Scalabrini (primaria) y la Cerro El Sosneado (secundaria), en El Nihuil se ubica la Ingeniero Rosell, mientras que en Punta del Agua se encuentra la Florentino Ameghino.
El proyecto establece que “en la Provincia de Mendoza existen una importante cantidad de establecimientos que no solo cumplen las funciones educativas, sino que brindan un hogar a chicos de bajos recursos o que por la distancia no pueden regresar a sus casas”.
Asimismo establece que los municipios donde se encuentran estas instituciones educativas “fueron los primeros en obtener permisos de circulación de personas y habilitaciones debido a la baja densidad poblacional y por no existir circulación del virus comprobada en dichas zonas. Lo que nos hace concluir que una posible habilitación de estos establecimientos educativos traerá grandes beneficios a los niños y niñas con un muy bajo riesgo de contagio del virus”.
Hay que remarcar que las modalidades de cursado en estas instituciones varían respecto de la zona y la planificación que se realiza según las necesidades concretas locales. En alguna de ellas el tiempo de estancia de los niños y niñas es de lunes a viernes y los fines de semana con su familia, en otros podemos observar que los chicos asisten 9 días por 5 en sus casos o 17 por 13 en algunas escuelas del Sur provincial, dado el clima de la zona.
Ante esta situación el proyecto plantea que “Poder Ejecutivo Provincial habilite el dictado y asistencia a clases en las escuelas albergues de la Provincia bajo la aplicación de protocolos sanitarios correspondientes.

LOS CASOS DE JUJUY Y URUGUAY
En Jujuy planean comenzar las clases el 15 de junio arrancando en las zonas rurales. En la “fase 1” será para las escuelas albergue y alcanzará a 2939 alumnos, mientras que desde el 22 de junio también se abarcará a otras escuelas rurales ubicadas en “zonas dispersas” donde se espera que lleguen a las aulas 12.186 alumnos.
Por su parte, Uruguay abre desde este 1 de junio las clases en escuelas rurales y especiales. Además, exceptuando el Gran Montevideo, vuelven las escuelas denominadas vulnerables y de último año de bachillerato. En el vecino país esperan tener a todos los alumnos en clase para el 29 de junio.