Buscan que los deudores alimentarios no puedan sacar la licencia de conducir

Según la norma, las sanciones se aplicarían cuando el deudor intente gestionar o tener algún vínculo con el Estado

Si prospera la idea, quienes estén dentro del Registro de Deudores Alimentarios no podrán obtener la licencia de conducir. La medida figura en la ley que creó dicho registro pero quedó desactualizada cuando los municipios comenzaron a otorgar el carnet nacional. Ahora se quiere lograr la adhesión de las comunas a dicha norma para poder unificar criterios.
La idea tiene varias dificultades para su implementación, ya que son los municipios los que tienen que adherir, señaló Hugo Fiorens, titular de la Agencia de Seguridad Vial provincial.
Según la norma, las sanciones se aplican cuando el deudor intenta gestionar o tener algún vínculo con el Estado provincial pero solo invita a adherir a municipios y particulares. No hay obligatoriedad ni tampoco controles, sino que deberían hacerlo “de oficio”. Dado que actualmente las licencias las otorgan las municipalidades bajo normativa nacional, esto queda sin efecto, ya que esta última tampoco lo tiene en cuenta.
“Esto viene a través de la ley de deudores alimentarios de Mendoza, que en un artículo pide que no se otorgue licencia de conducir profesional a los deudores alimentarios. Es una complicación porque quienes emiten la licencia son los municipios y la ley de tránsito provincial no exige no entregar la licencia a deudores. Es voluntad de los municipios unificar criterios para adherir a la ley de deudores alimentarios, nosotros vamos a proponer que adhieran a esta ley los municipios”, dijo Fiorens.
El funcionario precisó que “la ley dice que los municipios podrán adherir a la ley, no dice deberían, por eso es a criterio de los municipios y queremos unificar criterios”.
Consultado sobre si no atenta contra el derecho a trabajar negarle el carnet profesional a gente que trabaja con este elemento, Fiorens dijo que “por supuesto, es otra de las críticas que hacen los municipios, la duda de si corresponde coartar la libertad de trabajo a una persona que vive de eso. Estamos tratando de que esa persona trabaje para que pueda cumplir con sus obligaciones. Si algunos municipios adhieren y otros no, puede pasar que las personas cambien de domicilio para poder obtener la licencia”.
“También podemos –apuntó- correr el riesgo de que las personas anden sin registro por las calles, es un tema complejo”.
Solo siete provincias cuentan con un registro de deudores alimentarios. En marzo habrá una reunión en Mendoza para intentar avanzar con esta medida.