Buscan voluntarios que se unan a programas interculturales

Matías Montanaro, miembro de la organización internacional de base voluntaria AFS, dio a conocer la labor de la entidad, que actualmente busca jóvenes que deseen tener la experiencia de vivir en el extranjero durante un tiempo.
AFS promueve que chicos de entre 16 y 18 años de todo el mundo viajen a Argentina y viceversa, con la intención de vivir una experiencia de intercambio cultural, lo que incluye –en algunos casos– cursar un ciclo lectivo. Hay intercambios de dos, cuatro o siete semanas, seis meses u once meses.
“En diciembre una chica se fue a un intercambio a Nueva Zelanda por cuatro semanas y ahora estamos viendo que chicos también viajen durante este año. Tuvimos a nivel local la llamada ‘Beca joven embajador mendocino’, que es una persona que se enamoró de una mendocina y para devolver un poco lo que le dio AFS por su intercambio, le da dos becas a Mendoza, una corresponde a Mendoza Capital y otra a San Rafael”, señaló Montanaro respecto de esta posibilidad que tendrá un sanrafaelino de viajar –en este caso– un año a Alemania.
Al ser una organización voluntaria, no posee una oficina puntual, por lo que se manejan a través de redes sociales, yendo luego los miembros a visitar a las familias a las casas sobre las propuestas.
Adelantó que mañana habrá una reunión informativa para aquellos que deseen sumarse como voluntarios, puesto que es algo que la organización aún requiere en San Rafael. Será en la Escuela de Inglés, en calle San Lorenzo 231.

Las tareas de los voluntarios son múltiples, entre ellas, conseguir familias anfitrionas que se encarguen de hospedar a chicos; hacer entrevistas a familias que quieran mandar a algún chico de intercambio; visitar colegios para ver que los alumnos de intercambio estén asistiendo; dar talleres en colegios. Cada voluntario tiene luego un estudiante asignado para ser su consejero durante todo el intercambio. Una cosa en la que trabajan arduamente es en conseguir anfitriones que estén preparados para tener en sus hogares a un extranjero y aseguró que algo que ocurre con mucha frecuencia es que termina “convirtiéndose en uno más de la familia”.

Se han recibido chicos de Italia, Tailandia, Turquía, Alemania, Francia, Suiza, Estados Unidos y Finlandia, entre otros. En agosto llegarán ocho estudiantes (con posibilidad de que el número aumente), por lo que se están buscando familias anfitrionas.