Cambios en la Ley de Tránsito: opinaron desde Policía Vial

En septiembre, el Poder Ejecutivo de Mendoza promulgó las modificaciones de la Ley de Seguridad de Tránsito Vial, que tuvo gran repercusión especialmente por las fuertes multas que se imponen a los conductores que den positivo en el examen de alcoholemia. Sobre este tema opinó, en diálogo con FM Vos (94.5) y Diario San Rafael, el comisario Iván Bermúdez, quien está a cargo de la Policía Vial en la zona Sur.
“Está bueno que estas cosas se comenten, se repliquen”, dijo en referencia a que los cambios sean difundidos por los medios de comunicación, especialmente con la intención de generar conciencia del riesgo que se corre al conducir alcoholizado, y no desde el punto de vista de sufrir fuertes multas, sino del daño que se les puede causar a terceros.
Sobre los operativos que se han llevado adelante, señaló que “la operatividad en sí no ha cambiado demasiado, sino que se sigue trabajando de la misma forma”, no existiendo modificaciones –por ejemplo– en las graduaciones alcohólicas para conducir. Lo que ha variado es la autoridad de juzgamiento, pues el delito puede transformarse en una contravención en caso de superarse cierto límite de alcohol por litro de sangre: 0,50 gramos es el mínimo para conducir vehículos; 0,20 para motos; hasta 0,99 interviene el juez administrativo vial (juez de tránsito); y cuando el alcoholímetro arroje 1 o más, la autoridad de juzgamiento será el juez contravencional y habrá un juicio. Implicará la aprehensión de la persona y su traslado –junto al vehículo– a la comisaría de la jurisdicción correspondiente. Las multas irán desde los $72 mil a los $108 mil.
“Como se le dio bastante prensa, la gente comenzó a tomar conciencia desde antes de que se lo implementara; se replicó por redes sociales”, destacó el comisario Bermúdez, y agregó que “se ha visto una merma de conductores conduciendo en estado de alcoholemia positivo”.
Manifestó también que espera que no haya un aumento del transporte público ilegal, pues se estaría infringiendo otra normativa. “Con otros organismos vamos a tratar la posible proliferación de vehículos ‘truchos’, que no reúnan las condiciones mínimas para transportar jóvenes”, expresó.
Aclaró además que si bien se hace hincapié en los fines de semana, “el alcoholímetro está disponible las 24 horas de cualquier día”.