Canadá: Los tres mejores alpinistas del mundo están desaparecidos y los dan por muertos

Hay una gran consternación mundial al conocerse que los alpinistas austríacos David LamaHansjörg Auer y el estadounidense Jess Roskelly, considerados como los mejores del mundo en esa especialidad, se encuentran desaparecidos en Canadáy presumiblemente muertos, tras una avalancha en las Montañas Rocosas canadienses mientras escalaban Howse Peak.

Parks Canada, el organismo público a cargo del Parque Nacional Banff, donde se encuentra Howse Peak, informó que «basado en la valoración de la situación, se presume que los tres miembros del grupo han muerto», según consigna la agencia internacional EFE.

De acuerdo a lo informado por Parks Canada, el miércoles, tras no recibir noticias de los tres alpinistas, considerados entre los mejores del mundo y que tenían planeado escalar la cara este de Howse Peak, su personal sobrevoló el área y descubrieron indicios «de múltipleavalanchas y restos de equipo de escalada». «Parks Canada extiende sus más sinceras condolencias a las familias, amigos y seres queridos de los tres montañeros», añadieron en el comunicado.

Lo que complica el panorama es que, en estos momentos, las autoridades canadienses no pueden proceder a la recuperación de los restos «debido a nuevas avalanchas y las peligrosas condiciones en la zona», debido a fuertes vientos y precipitación que incrementan el riesgo de más avalanchas.

Por su parte, medios locales informaron a primeras horas de hoy sobre la desaparición de los tres alpinistas tras una avalancha en Howse Peak, una imponente montaña de 3.395 metros, considerada como una de las más difíciles de las Montañas Rocosas canadienses.

«The Spokesman Review», periódico estadounidense que sigue el hecho, señaló que Roskelley, de 36 años, le dijo a su padre, el también montañista John Roskelley, que se contactaría con él el martes, pero que la comunicación no se produjo, por lo que se puso en contacto con las autoridades canadienses. Allí tomaron la decisión de sobrevolar el área en helicóptero e informaron que había indicios de una avalancha y al menos un cuerpo parcialmente enterrado.

Roskelley afirmó al periódico que su hijo y los montañistas austríacos Lama, de 35 años de edad, y Auer, de 28, «están muertos. No están desaparecidos». La ruta que los tres montañistas utilizaron para encarar el reto de escalar Howse Peak no fue abierta hasta 1999, debido a su dificultad, lo que explica la falta de fe en una posible búsqueda de los alpinistas.