Canadá no le hace caso a EE.UU. y defenderá el derecho de sus empresas a comerciar con Cuba

En respuesta al anuncio de Estados Unidos de que permitirá demandas contra empresas extranjeras que operan en Cuba radicadas en bienes que fueron expropiados luego del triunfo de la Revolución Cubana, el Gobierno de Canadá reveló que defenderá el derecho de las compañías locales de mantener relaciones comerciales con el país isleño.

«Canadá está profundamente decepcionado con el anuncio de hoy y revisaremos todas las opciones en respuesta a esta decisión de Estados Unidos», aseguró la ministra de Asuntos Exteriores de Canadá, Chrystia Freeland, a través de un comunicado oficial.

«Desde que Canadá supo que Estados Unidos activaría los Títulos III y IV de la ley Helms-Burton, que habían estado suspendidos desde que se aprobó la norma en 1996, ha mantenido intensas conversaciones con las autoridades estadounidenses», analizó la funcionaria.

«Desde que Estados Unidos anunció en enero que revisaría el Título III, el Gobierno de Canadá ha estado en contacto regular con el Gobierno de Estados Unidos para comunicar nuestras preocupaciones sobre las posibles consecuencias negativas para los canadienses», remarcó Freeland.

«Me he reunido con el secretario de Estado, Mike Pompeo, para trasladar esas preocupaciones. Funcionarios de Canadá y Estados Unidos han mantenido discusiones detalladas sobre la ley Helms-Burton y la ley de Medidas Extraterritoriales Extranjeras de Canadá. También he discutido el tema con la Unión Europea«, agregó.

Y concluyó: «He estado en contacto con empresas canadienses con intereses en Cuba para reafirmar que su Gobierno defenderá totalmente los intereses de los canadienses que mantienen relaciones comerciales e inversiones legítimas en Cuba«.