Capacitaron a autoridades penitenciarias sobre el “Protocolo de Estambul”

Los responsables de las distintas unidades y complejos penitenciarios de Mendoza, entre ellos Roberto Mango, titular de la Penitenciaría de San Rafael, recibieron una capacitación sobre el denominado “Protocolo de Estambul”, una práctica que lucha contra la tortura en contextos de encierro y las diferentes prácticas abusivas que pueden sufrir las personas privadas de su libertad.
Según destacó el sitio de prensa del Gobierno de Mendoza, autoridades de los complejos y unidades pertenecientes al Servicio Penitenciario provincial estuvieron presentes en la capacitación brindada por la Procuración Penitenciaria de la Nación para realizar aportes contra las distintas formas de torturas y promover principalmente el cumplimiento del llamado Protocolo de Estambul.
“La capacitación se enmarca en el plan de formación continua y actualización profesional que viene impulsando la institución, a fin de que quienes trabajen en las cárceles de Mendoza adquieran nuevos conceptos tendientes a mejorar la situación de los contextos de encierro y los lugares destinados a la custodia y guarda de las personas privadas de libertad”, expresaron desde el Servicio Penitenciario.
En este caso, la jornada estuvo a cargo de autoridades de la Procuración Penitenciaria y destinada no solo a directores, sino también a personal de las divisiones de sanidad, ya que estos cumplen una función primordial en la protección de las personas presas y detenidas, contra la tortura o tratos crueles, inhumanos o degradantes.
“El Protocolo de Estambul es un manual para la investigación y documentación con el objetivo de aclarar los hechos en presuntos casos de tortura, para identificar a los responsables de los hechos y facilitar su procesamiento”, explicaron.
Asimismo, el protocolo establece también la temática de la ética médica en los establecimientos penitenciarios para, entre otras cosas, proteger la salud física y mental de los detenidos, prohibir técnicas de medicina no indicadas en tratados internacionales de derechos humanos, y vigilar y comunicar a las autoridades competentes cualquier forma abusiva, inadecuada o peligrosa para la salud de las personas privadas de libertad.

Durante la charla se destacó no solo el avance que ha tenido la provincia con la creación de la figura del procurador de las personas privadas de libertad, actualmente a cargo de Luis Romero, sino también por la condena a diez años de seis exguardiacárceles que en 2011 fueron filmados golpeando a un interno en el Complejo San Felipe.

Compartir

¿Cómo interpreta el escándalo de las vacunas VIP?

Artículo anteriorLeonardo Viñolo se refirió al triunfo en las elecciones
Artículo siguienteEste viernes comienza el “Mes de las Artes”