Capitanich aseguró que los linchamientos son «expresiones de una extrema derechización»

|
|
|

El gobierno nacional insistió en la necesidad de frenar la multiplicación de casos de linchamiento contra presuntos delincuentes ante la posibilidad de que no sirvan más que para «profundizar grietas en la sociedad». «En el marco del estado de derecho es imprescindible que no exista justicia por mano propia, forma parte de una sociedad democrática y civilizada», señaló Jorge Capitanich.

En su habitual conferencia de prensa de cada mañana, el jefe de Gabinete advirtió que es «extremadamente peligroso que exista el uso de la justicia por mano propia» y reconoció que es necesario realizar «una autocrítica en cada uno de los poderes del Estado para generar condiciones para la seguridad pública».

Capitanich consideró que los linchamientos, sus defensores y hasta aquellos que optan por justificar ataques de ese tipo representan «expresiones grandilocuentes o de una extrema derechización» con una «tendencia a estigmatizar grupos tanto de jóvenes como de aquellos que están con el dolo de haber tenido una adicción». «Tenemos que consternarnos todos y entender el fenómeno más complejo sin estigmatizar a nadie: ni al pobre ni al excluido», pidió.

Como la presidente Cristina Kirchner y otros funcionarios, el chaqueño reivindicó las políticas de inclusión social del kirchnerismo como modo de enfrentar la inseguridad. «Cuando uno logra inclusión educativa invierte en seguridad. Cuando uno logra 16 vacunas obligatorias, invierte en seguridad», ejemplificó.

Anticipó, además, que el gobierno nacional trabaja con la provincia de Buenos Aires para proveer de una «agenda de reinserción social» para que los presos recién liberados no vuelvan a recaer en la delincuencia.

Al igual que en sus últimas intervenciones, Capitanich no dejó pasar la oportunidad para trasladar parte de la responsabilidad al Poder Judicial por contar con «bajas tasas de resolución de los casos». «Muchas veces no toman en cuenta antecedentes ni determinados tipos de cuestiones de la reproducción de los delitos», consideró.