«Cara cortada», acusado de homicidios, pidió una cirugía para no sentirse discriminado

|
|
|

«Él está estigmatizado por las marcas, y sacarlas es parte del proceso de reinserción social. Él hoy es un líder negativo. Y la cicatriz representa parte de su pasado no feliz. Él quiere empezar una nueva vida, está dispuesto», justificó el ministro de Salud provincial, Matías Roby, al referirse al pedido realizado por uno de los jóvenes más peligrosos de Mendoza.

Franco, de 17 años, se encuentra privado de su libertad en un centro de detención juvenil, acusado de al menos cinco homicidios, y el año pasado fue noticia cuando, junto a otros cuatro menores, se fugó del Centro de Responsabilidad Juvenil (ex COSE) ubicado sobre calle Montes de Oca de Godoy Cruz, en la provincia de Mendoza.

Incluso, la madre de «Cara cortada» fue denunciada dos veces por personal penitenciario que estaba a cargo del sector B de máxima seguridad del ex COSE. Una fue por intentar entrar drogas para su hijo y la segunda por sobornar a un agente con 200 mil pesos para que liberaran al chico.

Una semana después de su fuga, la madre del menor se comunicó con el jefe de la Departamental de Godoy Cruz Oeste, Salomón Parra, y le explicó que la intención era que su hijo se entregara, pero teniendo en cuenta las condiciones necesarias para que el joven retornara con tranquilidad al complejo, y pidiendo por favor que eviten las «agresiones» o «represalias».

Tras la respuesta positiva, el joven se entregó nuevamente a las autoridades, acompañado por su abogado, para constatar que su reingreso se haga bajo las condiciones pedidas.

Menos de un año después de la fuga y su regreso con las condiciones por él pedidas, ahora elevó un escrito solicitando una cirugía estética que le borre su cicatriz, ya que se siente «discrimininado» y «estigmatizado» por esas marcas en su rostro. Su intención es dejar a un costado el apodo con el que fue conocido e iniciar una nueva vida.

El ministro de Salud, en tanto, confirmó que se reunió con el menor y que accederán a su pedido, por lo que el gobierno provincial se hará cargo de los gastos correspondientes.

Las autoridades provinciales destacaron que el acceder a la solicitud de «Cara cortada» es una forma de asistirlo en su recuperación y reinserción social, tal como él lo expresó, y por ello se realizarán las consultas médicas pertinentes para que a la brevedad pueda acceder a la intervención.