Carmencita López: “Mis navidades son con mis animales”

Carmencita López lleva muchas navidades acompañada solamente de sus animales y este 2017 no fue la excepción. Estuvimos con ella para esa fecha y conocimos su historia.
“Las navidades las pasó aquí, con ellos, no quiero dejar la casa sola” dijo, recordando años atrás, cuando sin su consentimiento le arrebataron cientos de ellos.
Tiene 79 años (1-11-1938), una memoria privilegiada y un corazón de oro. Nos brindó su hogar y comenzamos una charla que se extendió por horas.
Hija de inmigrantes españoles, Domingo Eduardo López Lorente y Rosa Vizcaíno Sola, que tuvieron cuatro hijos: Miguel, Tito, Brígida y ella, la única que queda con vida. Nació en el Carril de Jensen, en una bodega. Hoy vive en la calle Tulio Angriman, en una pequeña casa de madera, con 50 perros y algunos gatos, de los 300 que supo tener.
“De chica no me gustaba la cocina, hacía las cosas mal para irme a la finca”. Llenaba sus bolsillos de terrones de azúcar y pan y se iba tras su padre y su hermano Tito, que junto a la yegua trabajaban la tierra. “Mi papá le había enseñado a Tito que la yegua debía descansar cada dos camellones, y cuando paraba yo corría hasta el final de la finca y le llevaba pan y terrones a la yegua”.

La actriz
Estudió en la escuela Villanueva, sin imaginar que años después sería una gran actriz del radio teatro.
Felipe Dudan le tomó la primera prueba y le dijo que si llegaba a aparecer algún unitario, o reemplazo, él le iba a decir a su hermano Tito López que fuera a buscarla, recordó.
Dudan la bautizó como “Carmencita”, ya que una semana después de la audición “estaba con mi mamá, escuché bramar la moto Legnano de Tito y dije ‘mamá, ahí viene Antonio, capaz me viene a buscar’. Mi mamá respondió ‘¿Y tú te lo has creído?’. Sin hacerle caso salí a ver a Tito, quien efectivamente me iba a buscar porque una actriz se había enfermado y debía ir”, contó orgullosa.
Fue el 18 de noviembre de 1978 cuando debutó en teatro radial. “Ensayaba la letra, se acercó Don Dudan, me escuchó y cuando terminé dijo ‘usted mañana va al teatro’. Sorprendida, le recordé que yo nunca había ido al teatro y el respondió ‘alguna vez tiene que ser la primera’. Y así comenzó todo”.
“A las 11.45 me dieron el libreto y a las 17 me sabía la letra mejor que los que llevaban 20 días ensayando”. El guión se llamaba “Y ese eterno rumor”, en el que hizo el personaje principal, siendo “María Cielo”.
“Debuté en radio, grabé esa misma tarde y al día siguiente debuté en el teatro Marconi”. Dudan, su mentor y director, falleció en 1968. “Después de llorar su muerte, miré al cielo y le dije ‘maestro, en su homenaje, mientras yo viva, siempre seré Carmencita’”.
Esta navidad la encuentra lejos del mundo artístico, aferrada al sueño de tener un refugio de animales con todas las condiciones necesarias, “pero que sea mío, no del Municipio”, aclaró. La verdad es que lo que viene haciendo durantes décadas por los animales abandonados amerita, al menos, que nuestra sociedad le brinde una vivienda en un barrio y la asista de alguna forma con su misión.

Compartir

¿Cree que sería conveniente habilitar el ingreso de turistas de otros lugares de Mendoza a San Rafael?

Artículo anterior“Voy con nuevos objetivos para esta temporada”
Artículo siguienteTAPA 281217