Carrió advirtió sobre la posibilidad que haya «empresarios detrás de la evidente ausencia» de la Corte

La líder de la Coalición Cívica-ARI, Elisa Carrió, advirtió la posibilidad de que haya «empresarios detrás de la evidente ausencia» de la Corte Suprema ante el rechazo del traslado de jueces que debían intervenir en la causa de los cuadernos, ya que consideró que el objetivo sería la caída del expediente que investiga una presunta red de corrupción.

«Los jueces (Leopoldo Bruglia, Pablo Bertuzzi y Germán Castelli) fueron sacados ilegalmente de sus cargos, porque tenían derecho adquirido y el respaldo del máximo tribunal por una acordada de la propia Corte», sostuvo la ex diputada nacional.

En declaraciones radiales, la ideóloga de Cambiemos planteó la posibilidad de que haya empresarios vinculados con la «evidente ausencia» de la Corte Suprema ante la situación originada tras la decisión del Senado de rechazar los traslados de los mencionados magistrados.

«Además de (la vicepresidenta) Cristina Kirchner, con el objetivo central de borrar esa causa, a esta altura también pienso si no hay empresarios detrás de esta evidente ausencia del máximo tribunal», manifestó la chaqueña.

«¿Hay miedo, hay cobardía, hay extorsión en los jueces?», se preguntó Carrió, quien consideró que «hay un poder ausente que se llama Corte Suprema de Justicia, que está en su casa, no se mueve y no se hace cargo, pese a todos los esfuerzos que pueda hacer su presidente (Carlos Rosenkrantz)». Y subrayó: «Una cosa es ser prudente y otra es ser cobarde».

A la vez, advirtió que la ex mandataria tiene «locura de venganza, de odio, de resentimiento» y consideró que lidera un «aparato de dominación y venganza». «Cuando uno es dominado por la locura, la sinrazón envuelve a un país», añadió.

Finalmente, Carrió también se refirió al allanamiento a la quinta del ex mandatario Mauricio Macri por supuesta violación a la cuarentena e ironizó: «Vamos a tener que detener al Presidente, que estuvo abrazado con (el líder camionero, Hugo) Moyano, que no sólo le puede contagiar el coronavirus, porque hay otra pandemia: la del delito, la corrupción, el narcotráfico».