Casi 200 mil venezolanos se han radicado en Argentina

Horacio García, director nacional de Migraciones, informó en FM Vos (94.5) que son 180 mil los venezolanos ya radicados en el país y otros 20 mil están en ese trámite. Además, comentó que se trabaja en un plan para orientar esta migración hacia las provincias de Argentina que lo necesiten, de acuerdo al perfil del migrante.
El titular nacional de Migraciones señaló que “estamos con un flujo constante, la situación en Venezuela no mejora y tenemos 180 mil radicados, ya son 200 mil en total, pues hay 20 mil esperando tomar la decisión de si se radican o no. Este flujo es joven, potente e instruido, piensen que llegaron 7.900 ingenieros, muchos en petróleo; profesionales de la salud, más de 2.500, y los estamos orientando hacia donde Argentina necesita desarrollo y trabajo”.
Contó un caso de una localidad de Río Negro donde un médico venezolano fue nombrado director de un hospital. “Esto es lo que hacía Argentina cuando era séptimo país del mundo, cómo puede ser que personas que en 1900 ingresaron por el puerto de Buenos Aires, encontraron un destino en La Rioja; es que había un Estado que les mostraba que en La Rioja podían cristalizar los sueños”.
“En todas las provincias –añadió- faltan médicos, ingenieros, oficios y personal para el corredor frutihortícola, lo que hay que hacer es orientarlos, no concentrarlo todo en la capital y el primer cordón, eso salió mal, achicó al país. Fue un espejismo, amontonamos gente”.
Sobre este modelo para ordenar la migración dependiendo de la demanda interior y el perfil del migrante, agregó García que “estamos terminando una plataforma, porque la radicación hoy es electrónica, tiene un espacio donde consta qué hizo en su país, si fue electricista, ingeniero, y en una parte tenemos la demanda insatisfecha de las provincias. Hay que unir, una especie de Linkedin. En La Rioja toda la cosecha la levantan bolivianos, queremos que vengan regularmente”.
Finalmente aseguró que “lugares como Canadá o Australia nos sacaron mucha ventaja y buena parte de ella es por la utilización genuina de los recursos migratorios”.