Caso Scalia: audiencia preliminar continuará el 7 de agosto

La casi interminable audiencia preliminar al debate penal por la muerte del matrimonio Scalia –asesinado el 24 de septiembre de 2017 en su vivienda de barrio Nihuil– continuará el 7 de agosto, tras la feria judicial de invierno.
Tras el sexto encuentro de las partes con el juez técnico Ariel Hernández (el debate se desarrollará bajo la modalidad de jurados populares) para determinar cuáles serán las pruebas de las que se podrán valer tanto la fiscalía y la querella como las defensas de los imputados, la discusión volvió a encenderse y postergó una vez más la definición.
Durante la maratónica audiencia desarrollada el miércoles último, las controversias entre las partes estuvieron centradas en la posibilidad, solicitada por la querella, de exhibir durante el debate y al jurado popular diferentes fotos de los cuerpos sin vida de Miguel Ángel Scalia y Liliana Balmaceda. Las defensas de los imputados se opusieron a esa propuesta, seguramente en la inteligencia que dichas imágenes podrían influir anímicamente en los integrantes del jurado (los cuerpos estaban muy maltratados por sus homicidas), por lo que propusieron la utilización de muñecos a fin de graficar la escena del crimen.
Ante el disenso de las partes, el juez Hernández determinó que la admisión o no de la prueba se resolverá cuando se reanude la audiencia, el 7 de agosto.
Por otra parte, Hernández rechazó la actuación de una licenciada en Psicología que había sido propuesta por la fiscalía para trazar un perfil psicológico de Cristian Pajón, Ricardo Peñalbe, Carlos Ávila y Fernando Olivárez, los acusados en el expediente. Según consideró el juez, dicha pericia no sería necesaria en este caso ya que «se los va a juzgar por lo que hicieron, no por lo que son».
Al respecto, ayer en declaraciones a FM Vos (91.5), Jesús, uno de los hijos del matrimonio asesinado, afirmó que «como dijimos desde el comienzo, confiamos plenamente en la modalidad de juicio por jurados, pero siempre y cuando se muestren todas las pruebas. Hemos tenido -por parte del juez- muchos rechazos a pruebas que presentamos y para ellos (los acusados) es importante que esas pruebas no sean tenidas en cuenta porque están tapando la verdad».
Lo cierto es que después de la sexta ocasión en que las partes intentaron acordar las pruebas a rendirse en la causa, las desavenencias volvieron a aparecer y obligaron a Hernández a fijar una nueva audiencia en la que, se estima, podría concluir esta etapa.
Tras esa definición, seguramente llegará el momento de fijar la fecha de realización del debate en sí. En un primer momento, y sin considerar las dilaciones que se han producido, Hernández planteó que podría realizarse a mediados de agosto. Fuentes judiciales estiman que dicha posibilidad se ha esfumado y que la definición de uno de los crímenes más conmocionantes que recuerde la sociedad sanrafaelina se producirá más adelante en el tiempo.