Catamarca: Padre de femicida mató a su ex y lo encuentran muerto en descampado

Una mujer fue asesinada a puñaladas en el departamento catamarqueño de Valle Viejo por su ex pareja, quien fue encontrado muerto este jueves en un descampado y que era el padre de un hombre detenido por otro femicidio.

Se trata de Carolina Bazán, quien el miércoles fue hallada muerta por uno de sus hijos en una vivienda ubicada en el pasaje Cristo Rey, en el sur de la capital provincial.

Fuentes judiciales informaron que el hombre, identificado como Domingo Castaño, era el principal sospechoso por el crimen de su anterior mujer.

La víctima, madre de dos hijos, fue hallada muerta con heridas de arma blanca en la vivienda que compartía con Castaño, por lo que la Policía inmediatamente ordenó la búsqueda del sospechoso.

El acusado había sido visto por testigos huir de la escena del crimen en su auto con rumbo desconocido.

Durante esta jornada, los efectivos localizaron el rodado del supuesto homicida y luego de un minucioso rastrillaje en la zona, encontraron el cuerpo en un descampado en inmediaciones de Agua Colorada, en el departamento Valle Viejo.

En tanto, el fiscal de la causa, Hugo Costilla, dijo que Bazán sufrió una «muerte violenta», pero esperará conocer los datos de la autopsia para determinar las causas del deceso de ella y del hombre.

El funcionario judicial aseguró que Castaño era el padre de Esteban Domingo Castaño, un hombre que se encuentra preso en el penal de Miraflores acusado de asesinar a Julieta Celina Herrera, su ex pareja y madre de sus tres hijos, en octubre del 2017.

Ese crimen ocurrió en una casa situada en la calle España, del barrio Don Francisco, en la localidad de Sumalao, también de Valle Viejo.

Sus familiares la encontraron muerta en su cama, sin saber si se había descompensado o si la habían atacado, y además no hallaron a los niños en el lugar, aunque luego se determinó que el femicida los había dejado en la casa de un conocido.

En simultáneo, Castaño hijo se presentó en la comisaría de la ciudad de San Isidro y confesó a la Policía que la había estrangulado.