Cayó tirador de Holanda que desató baño de sangre en tranvía

El hombre acusado de matar este jueves a tiros a tres personas en un tranvía de la ciudad holandesa de Utrecht fue detenido, anunció un vocero de la policía.

En una rueda de prensa, el vocero no confirmó los motivos del tiroteo, que dejó otras cinco personas heridas, tres de gravedad, según una cifra actualizada luego de que la policía habló inicialmente de nueve heridos.

El principal sospechoso, el turco Gokmen Tanis, de 37 años, fue arrestado muy cerca del lugar donde horas antes la policía había localizado, con el motor en marcha, el vehículo en el que había huído del lugar del ataque, dijo el vocero policial.

La Fiscalía, que está a cargo de la investigación del tiroteo, aseguró «que está teniendo en cuenta un motivo terrorista, pero no se pueden excluir otros motivos», informó la agencia de noticias EFE.

«El sospechoso del tiroteo fue arrestado en Oudenoord, en Utrecht. Anteriormente la policía publicó información y una foto de esta misma persona», informó a través de su cuenta de Twitter la fuerza de seguridad local.

Tanis tiene un largo historial de antecedentes penales en los últimos años, los que también encajan en el perfil de un delincuente común: robos con violencia, ataques a la autoridad y acoso sexual callejero, según la prensa holandesa.

Otra de las hipótesis que maneja la Fiscalía es que se trate de un «crimen de honor», debido a la posible relación del arrestado con una de las víctimas. De hecho, parientes de Tanis dijeron a la agencia de noticias estatal turca Anatolia que el hombre abrió fuego primero contra otro pariente «por motivos familiares» y, luego, contra aquellos que trataron de detenerlo.