Cayó una avioneta sobre una camioneta: dos hombres y un nene muertos

La cámara de seguridad de un portero eléctrico registró el impacto de una avioneta en Florida, Estados Unidos, con el saldo de un nene y dos tripulantes muertos, al tiempo que una mujer resultó herida de gravedad. El siniestro ocurrió poco luego de que la nave despegara del aeropuerto North Perry en Pembroke Pines, una ciudad en el sur del condado de Broward.

De acuerdo con el Pembroke Pines Fire Rescue, dos personas se encontraba a bordo del Beechcraft Bonanza en el momento del impacto y fueron declarados fallecidos en el lugar. Por su parte, una mujer y un pequeño, que se hallaban dentro de la camioneta, fueron llevados al Memorial Regional Hospital con lesiones traumáticas. Pero el jefe de Bomberos, Marcel Rodríguez, confirmó que el menor pereció por sus heridas este lunes.

Según explicaron investigadores de la Administración Federal de Aviación, el Beechcraft se vio forzado a dar la vuelta hacia el aeropuerto North Perry poco después del despegue y chocó con una camioneta a unos cientos de pies de la pista, luego de que cortó una línea eléctrica.

Es así que el video muestra el instante en que el avión impacta contra el SUV luego de cortar una línea eléctrica, en un lugar en el que había poco tránsito. El nene quedó atrapado dentro del vehículo mientras que la mamá logró salir de entre los escombros.

Los investigadores de la FAA y la Junta Nacional de Seguridad en el Transporte llegaron al lugar para investigar el accidente, anunció la policía de Pembroke Pines en Twitter .

“Fue como el estallido de una bomba”, declaró al Sun Sentinel Anabel Fernández, cuya cámara Ring registró el accidente. y agregó: “Siempre tengo miedo de estar aquí, mi familia y yo vemos los aviones volando muy bajo mientras caminamos por el vecindario o, a veces, cuando estamos en la piscina”.

Además indicó a CNN que tenía suerte de que estuviera adentro en el momento del siniestro, ya que habitualmente camina con sus hijos todas las tardes cerca del mismo lugar.

“Estaba muy cerca de mi puerta”, dijo Anabel Fernández y reveló: “Compramos esta casa el año pasado y vemos muchos aviones que están tan cerca. Cada vez que estamos en la piscina del patio trasero, los aviones están tan cerca que es casi como si pudieras tocarlos”.