Cayó uno de los mellizos que no paran de robar en General Alvear

Dos mellizos menores de edad se transformaron en un verdadero problema para las autoridades policiales y los habitantes de General Alvear. Tienen 17 años pero su corta edad no les ha impedido estar sospechados de cometer diferentes delitos contra la propiedad.

Una investigación por un asalto a una vivienda permitió la detención de uno de ellos, que quedó alojado en el Sistema de Responsabilidad Penal Juvenil (ex Cose). En tanto, su hermano está siendo investigado por otros hechos.

La pesquisa comenzó luego de que el 27 de mayo, un hombre de 38 años se acercara a radicar una denuncia a la Comisaría 14ª por un robo en su propiedad. Al parecer, sujetos rompieron una ventana e ingresaron a su domicilio de calle 9 de Julio. Los autores se llevaron varios electrodomésticos, diez pares de zapatillas, costosos relojes de pulsera, alhajas, dos armas de fuego y dinero, detalla la información policial.

Días después, la víctima del hurto se presentó nuevamente en la dependencia para advertir que había visto a un joven vistiendo las zapatillas que le habían sustraído. Se trataba de uno de los conocidos mellizos, que son oriundos del barrio Los Ranqueles.

Esa pista fue clave para la investigación. A partir de allí, los detectives intensificaron el trabajo de campo y consiguieron diversas pruebas que apuntaban contra el menor, por lo que se dispuso desarrollar cuatro allanamientos el miércoles en propiedades relacionadas al sospechoso.

Las medidas judiciales resultaron exitosas. No sólo se consiguió aprehender al adolescente buscado, también se secuestraron diferentes pertenencias que habían sido robadas a la víctima: dos pares de zapatillas, dos relojes y doce cartuchos calibre 36. Al parecer, varios de los elementos habían sido vendidos a conocidos del menor, señalaron fuentes del caso.

Tras los procedimientos, se consideró que el caso estaba prácticamente esclarecido. Sin embargo, había cierta incertidumbre acerca de lo que iba a pasar con el mellizo detenido. Es que no era la primera vez que el chico tenía problemas de ese tipo y volvía a las calles en poco tiempo.

En una oportunidad anterior, la Justicia Penal de Menores, a través de una medida cautelar, decidió que el joven debía irse a vivir a una provincia de la Patagonia para alejarse del ambiente delictivo en el que está sumergido. Las autoridades judiciales se encargaron de su traslado, pero. cuando el chico estaba por abordar el colectivo que lo iba a llegar a destino, no lo dejaron subir porque no tenía su DNI.

Pero la situación cambió tras esta nueva detención porque el adolescente también fue sindicado como autor de otros delitos. Teniendo eso en cuenta, y considerando que jamás cumplió la medida cautelar que se le había impuesto, el juez Luis Ojeda, quien estuvo al frente del Juzgado Penal de Menores durante la feria, decidió que pasara al Cose.

Por otra parte, según revelaron efectivos de la zona, el hermano mellizo del acusado está bajo la mira de los investigadores alvearenses. Intentan determinar si participó en otros asaltos registrados en el departamento.

Fuentes de la investigación indicaron que la situación de los mellizos es complicada. Igual que muchos adolescentes de la zona, se criaron en un ambiente delictivo y sus padres están ausentes, por lo que no tienen quién los cuide.

La Jefatura Departamental aseguró que están trabajando en zonas carenciadas para brindarles contención a los jóvenes. Con esas y otras tareas se ha logrado disminuir en 50% los robos con respecto a las estadísticas del pasado año.

Fuente: El Sol de Mendoza