CGT

Los jefes de la CGT, Héctor Daer y Carlos Acuña, reclamaron ayer al Gobierno que tome «acciones inmediatas» para «frenar la decadencia» en el país, a la vez que aseguraron que el paro de este miércoles fue «contundente» y «no político».
En una conferencia de prensa, en la sede de la CGT, los sindicalistas evaluaron junto a otros dirigentes de la central obrera los alcances de la huelga por 24 horas que realizaron ayer los adherentes a sus gremios, la quinta contra la gestión de Cambiemos.
En ese marco, Daer pidió a las autoridades nacionales «que tomen acciones inmediatas» para «frenar la decadencia social, política y económica».
En tanto, Acuña se refirió a la coyuntura preelectoral y aseguró que el paro «no es político, no es contra nadie», pero reconoció que se decidió la huelga porque «la gente nos estaba pidiendo alguna manera de acción» para enviar un mensaje al Gobierno.