Chaya y empanadas

El senador chaqueño por el Frente para la Victoria, Eduardo Aguilar, quiso compartir un almuerzo en una red social y lo único que logró fue un “escrache” virtual por comer una empanada de guazuncho o corzuela, un cérvido protegido por la Ley Nacional 22421 de «Conservación de la fauna».

El episodio recordó el incidente que protagonizó años atrás un concejal de San Rafael, que invitaba a los demás integrantes de su bloque y algunos empleados del Deliberante local a comer “chaya”, un plato elaborado con carne de “choique” o ñandú, especie cuya caza está prohibida en nuestra provincia.

Según lo informado por la Prensa Oficial del Chaco a los medios locales, el guazuncho es una especie que está habilitada para la caza mayor en la provincia, pero este permiso rige a partir del 3 de mayo y hasta el 18 de agosto.