Chilavert quiere ser presidente de la Conmebol o de Paraguay

El exarquero reconoció que tiene grandes ideas para sus próximos años dentro de la dirigencia del fútbol o la política de su país. También criticó la candidatura sudamericana conjunta para el Mundial 2030.

En el marco de una acción solidaria en un colegio de Montevideo, Uruguay, José Luis Chilavert reconoció que planea pelear por la presidencia de la Conmebol o la de Paraguay en los próximos años. Aclaró también que debe decidirse por una de las dos, para él hoy está en un «50-50».

«En el mundo del fútbol me metería apuntando a ser presidente de la Conmebol o a ser presidente de mi país en 2023», afirmó Chila en una entrevista con la agencia EFE. Al preguntarle por cual de los dos cargos lo seduce más, explicó que lo dirá en ese momento. «Hoy en día es un 50-50. Yo sé lo que es mi imagen en mi país, yo sé lo que puedo dar, pero hay que buscar un equipo ideal y eso es lo que es difícil dentro del mundo de la política, tener hombres leales», desarrolló el ex Vélez.

El paraguayo siempre fue muy crítico con los dirigentes actuales de la Confederación Sudamericana de Fútbol y esta vez no fue la excepción. Anunció que podría haber buenas noticias para transparentar el fútbol en el continente y agregó: «Sería muy importante la unión y que todos los presidentes de cada país puedan juntarse y resolver entre todos, porque hoy en día el fútbol sudamericano está manejado por personajes nefastos, que matan al fútbol».

Chila jugó en Paraguay, Argentina y Uruguay, tres de los países que junto a Chile se unieron en una candidatura para el Mundial 2030, y se mostró muy crítico con esta idea. «Yo estoy en contra del Mundial 2030 organizado por mi país, yo te puedo hablar de mi país. Yo prefiero que en Paraguay construyan hospitales, carreteras y escuelas. Creo que hay muchas cosas más importantes que organizar una Copa del Mundo. Yo prefiero gastar ese dinero en educación y salud y no en hacer un partido de fútbol, explicó.

Al momento de recordar su carrera y pensar en alguna cuenta pendiente aseguró que lo único que le faltó ser campeón del mundo con su selección. «Yo creo que el equipo de Francia 1998, si hubiésemos tenido un poco de fortuna podíamos llegar mucho más lejos», relató.

«Cuando llegamos a Francia, los franceses no sabían de dónde éramos, nos preguntaban de qué país y le decíamos: «de Paraguay». Le dibujaba que estamos en el corazón de América del Sur. Después de ese partido, los franceses saben dónde está ubicado Paraguay, porque les dimos guerra hasta el final. Cuando faltaban cinco minutos para ir a los penales, los fanáticos franceses se iban del estadio, no los querían ver», rememoró sobre aquella cita mundial