Chile prohibió la vacuna AstraZeneca para mayores de 45 años: “ha aparecido un fenómeno muy raro que es una forma de trombosis, asociado a la disminución de las plaquetas”

Se conoció en los últimos días que Chile estaría decidido a no colocar la dosis de la vacuna AstraZeneca a mayores de 45 años. Se trata de una decisión ligada a la de países de la Unión Europea que tomaron medidas similares, teniendo en cuenta los efectos secundarios del fármaco.
El médico infectólogo Daniel Stecher, jefe de la División de Infectología del Hospital de Clínicas José de San Martín, dijo a FM Vos (94.5) y Diario San Rafael que lo primero que hay que entender es que las vacunas son un fármaco y todos los fármacos, desde la aspirina que se toma cuando duele la cabeza hasta la vacuna, tienen algún tipo de efecto adverso que debe ser vigilado y estudiado. “Con las vacunas en particular, el problema es que estos eventos adversos tienen que ser poco frecuentes, como para que el beneficio de la vacuna los supere, y esto sucede prácticamente con todas las vacunas que se utilizan habitualmente. El otro tema es que cuando aparece una vacuna nueva (como es el caso de las vacunas contra la Covid), los estudios con los cuales estas vacunas son aprobadas son relativamente chicos en el término del número de pacientes (40 mil o 50 mil). Cuando se empiezan a utilizar en forma masiva, pueden aparecer algunos eventos que, por el escaso número que se utiliza en el estudio de fase tres, no llegan a observarse”, explicó, y agregó que “hasta ahora las vacunas de Covid han mostrado un perfil de seguridad muy importante y en todos los países del mundo hay sistemas de vigilancia”.
En el caso de las vacunas de AstraZeneca, “ha aparecido un fenómeno muy raro que es una forma de trombosis, asociado a la disminución de las plaquetas”. Esto es algo que se ve en una de cada 150 mil personas vacunadas y se está analizando cuáles serían los factores de riesgo y cuál sería la relación que hay entre la vacuna y esto, a fin de tomar una decisión. Frente a ello, algunos países –como Chile– decidieron utilizar otra vacuna para ciertos grupos de población. No obstante, aún faltan estudios.
En el país trasandino, las personas mayores de 45 años recibirán la vacuna de Pfizer en vez de AstraZeneca. No obstante, Stecher considera que no se sabe cuál será el efecto de mezclar la primera dosis de una vacuna con la segunda de la otra. Si bien son “señales de alerta”, es necesario un análisis más profundo. En el caso de Argentina, no hay aún casos de trombosis que hayan podido asociarse a las vacunas.