China tiene a la única ciudad del mundo con taxis sin conductor

Desde fines de 2019, taxis sin conductor circularán por las calles de Changsha, en el centro de China, gracias a la cooperación entre las autoridades de la ciudad y el gigante del sector de inteligencia artificial Baidu.

«Nos aseguraremos de que los primeros cien taxis sin conductor comiencen a operar en Changsha a fines de este año», dijo Zhu Jian, subjefe del Partido Comunista de esa ciudad. Baidu y dos empresas locales montaron una compañía conjunta el lunes pasado para desarrollar el ambicioso proyecto, después que la firma en octubre pasado labrara un acuerdo estratégico destinado a transformar Changsha en una ciudad modelo para la conducción autónoma.

La capital de la provincia de Hunan ha tomado un papel impulsor en el desarrollo de vehículos conectados inteligentes (ICV), creando un área para probarlos y una cadena industrial de producción bastante sólida. En los últimos años, Baidu ha realizado grandes inversiones en el campo de los vehículos auto-conducidos, lanzando una plataforma llamada Apollo 2017 para coordinar los esfuerzos de todos los sectores en el desarrollo de esa especialidad.

Ya se entregaron más de 50 licencias de prueba de vehículos de carretera auto-conducidos en ciudades como Pekín, Tianjin, Chongqing, Changsha y Baoding.

Según el director gerente de Baidu, Robin Li, el desarrollo de vehículos conectados inteligentes implica tres fases: infraestructura conectada, tecnología de estacionamiento y conducción autónoma sin conductor. Changshá es una ciudad-prefectura capital de la provincia de Hunan y tiene una extensión de casi 12 mil kilómetros cuadrados con una población total de 7 millones de habitantes con 2,13 millones en zonas urbanas.