Chiste

– Querido, dame el bebé.

– Esperá a que llore.

– ¿A que llore? ¿Por qué?

– ¡Porque no lo encuentro!