Científicos descubren que en Asia fumaban marihuana desde hace 2500 años

Científicos hallaron en una tumba de 2500 años de antigüedad evidencias que la población de esa época ya fumaba cannabis. El descubrimiento ocurrió en un complejo de tumbas sofisticadas en la cordillera de Pamir, una región cercana a las fronteras de lo que ahora es China, Pakistán y Tayikistán, donde los excavadores encontraron 10 recipientes de madera y varias piedras con residuos quemados de la planta cannabis.

Con el uso de nuevas técnicas de análisis químico, los científicos del estudio evaluaron los residuos y hallaron evidencia de THC, el ingrediente activo de la marihuana. La mayoría de plantas de cannabis silvestre tienen un nivel bajo de THC, así que los investigadores creen que la gente que construyó las tumbas deliberadamente escogió o cultivó plantas con altas dosis.


Los científicos creen que en la antigüedad se usaban piedras calientes para quemar la marihuana y la gente luego inhalaba el humo como parte de un ritual fúnebre. «Es la evidencia más fuerte y antigua de que la gente se drogaba» con marihuana, dijo Mark Merlin, un botánico de la Universidad de Hawai que no participó en la investigación publicada el miércoles en la revista especializada Science Advances.

Dos teorías podrían explicar la aparición gradual, a lo largo de los siglos, de un cannabis con cada vez mayor concentración de THC. O bien el cannabis fue seleccionado metódicamente por los productores que buscaban aumentar los niveles de THC, o bien evolucionó por «hibridación», a través del transporte y los intercambios humanos, favoreciendo los cruces entre diferentes variedades.


La historia del consumo de drogas en la antigüedad ha intrigado a catedráticos desde hace mucho. El historiador griego Herodoto escribió que la gente en Asia Central fumó cannabis alrededor del año 440 a.C. Durante el siglo pasado, arqueólogos hallaron semillas y plantas de cannabis enterradas en tumbas de zonas montañosas del Asia Central, incluyendo en el sur de Siberia, y otras partes en la región de Xinjiang, en el oeste de China.