Ciudad de Buenos Aires: Así vivía la nena degollada por su mamá

La madre que mató a su hija de nueve años vivía junto a ella, su marido y otros dos hijos en la vivienda destinada a la portería del edificio situado en la calle Granaderos 30, entre Rivadavia y Yerbal, en un clima de gritos, peleas y conflictos, según la información a la que accedió la agencia de noticias Télam.

En otro orden, Alfredo el padre de la menor asesinada, y quién aseguró “estar quebrado” por el terrible homicidio, mantenía un largo conflicto con el consorcio de copropietarios de la mencionada vivienda.

De hecho, los vecinos están en juicio con el portero del edificio y padre de la menor asesinada.

Varios vecinos relataron a la citada agencia que, provenientes de la vivienda del portero, se escuchaban en los últimos años gritos de manera sistemática, más escenas de violencia que derivaron en distintas denuncias e inclusive en el despido del encargado.

Como la cuestión se judicializó, y está en pleno proceso, el encargado aún vive en el lugar con su mujer (quien cometió el crimen y ya está detenida) y los hijos de ambos, entre ellos la nena de 9 años asesinada.

Los vecinos también relatan que recientemente en el departamento de la portería se generó una fuerte explosión, que sospechan fue intencional, lo que generó que al día de la fecha todo el edificio esté sin gas.