Clase media en pandemia

Por lo menos dos millones de argentinos dejaron de pertenecer a la clase media a raíz de los efectos negativos de la pandemia de coronavirus en las economías familiares, con lo que el país quedó relegado al sexto puesto entre los de América Latina y el Caribe, de acuerdo con un informe del Banco Mundial.
A pesar de que en el imaginario colectivo aún se mantiene la idea de que la Argentina es el líder en la región en cuanto a la proporción de la clase media en el total de sus habitantes, los datos del organismo internacional indican que pasó del cuarto puesto en 2019, detrás de Uruguay, Chile y Panamá, al quinto en 2020, superado también por Costa Rica y muy próximo al nivel de Brasil.
En base a la Encuesta Permanente de Hogares del Instituto Nacional de Estadística y Censos (INDEC) y considerando “clase media” a las personas que tuvieron ingresos diarios de 13 a 70 dólares, el Banco Mundial comprobó que 1,7 millón de personas dejaron ese estrato social dentro de los 32 conglomerados urbanos de la medición.
Pero como el universo considerado por el INDEC abarca a un poco menos de 30 millones de habitantes, una extrapolación al total de los más de 45 millones que habitan la Argentina dejaría a la cantidad de personas que dejaron de ser de clase media en más de dos millones.