Clases presenciales: dudas y certezas que dejó la visita de Nicolás Trotta

El encuentro entre el gobernador Rodolfo Suarez y el titular de la Dirección General de Escuelas (DGE), José Thomas, con el ministro de Educación de la Nación, Nicolás Trotta, dejó una certeza y una incertidumbre de difícil resolución para las autoridades.

Tras la reunión desarrollada este miércoles en Casa de Gobierno quedó claro que las clases en Mendoza comenzarán el 1 de marzo con «presencialidad segura». Es decir que alumnos y docentes volverán a las aulas, con protocolos específicos para evitar contagios de coronavirus.

“Le manifesté al ministro Trotta lo que es de público conocimiento: el primero de marzo van a comenzar las clases en toda la provincia», manifestó Suarez. «Estamos trabajando en los protocolos”, agregó tras encabezar un acto en la zona Este.

Pero la duda sigue siendo cómo se implementará la «bimodalidad» o la convivencia entre las clases presenciales y virtuales. «El modelo lo seguimos construyendo. Trabajaremos todo febrero para llegar al primero de marzo con esta mixtura de presencialidad y no presencialidad», explicó Thomas.

“La presencialidad segura en las aulas se deberá garantizar, pero también habrá que sostener el trabajo a distancia para aquellos alumnos con vulnerabilidad epidemiológica y para aquellos docentes que deban continuar con sus licencias hasta tanto reciban la vacuna”, señaló por su parte Trotta en una rueda de prensa.

Si bien se confirmó el regreso a las aulas para el primero de marzo, los funcionarios aclararon que en febrero se irán definiendo los esquemas organizativos de cada escuela.

En tal sentido Trotta recalcó que “van a estar las herramientas necesarias para el asincronismo”, haciendo referencia al material de apoyo -bibliografía y fotocopias, entre otros- para el grupo que no asista a las aulas y estudie en la virtualidad.  Además señaló que los docentes que integren los grupos de riesgo continuarán trabajando a distancia, cumpliendo tareas de apoyo online si es necesario.

 

«Bajo ningún punto de vista se va a exponer a alguien sin cuidados», manifestó Thomas.

Si bien todas las expectativas están puestas en el plan de vacunación, el ministro de Educación aclaró que la inmunización no es una condición para el retorno a las aulas.

“La vacunación depende de la Nación”, informó Suarez, quien ratificó que se priorizará a docentes y personal que trabaja en escuelas e insistió en la necesidad de contar con «la mayor presencialidad posible».

 

Trotta recibió a los gremios docentes 

 

Poco antes de la conferencia de prensa, el funcionario nacional escuchó los planteos del Sindicato Unido de los Trabajadores de la Educación (SUTE) y el Sindicato Argentino de Docentes Privados (Sadop), que entienden que la coexistencia de la modalidad virtual y presencial, en el nuevo contexto de pandemia, cambia las condiciones de trabajo.

La secretaria gremial del SUTE, Mirtha Faget advirtió: “No nos quedó claro cómo se va a trabajar en la dualidad y si esto implica más carga horaria. Si es así deberíamos volver a sentarnos a discutir nuevos salarios”.

Por otro lado, la sindicalista recalcó que le hicieron saber a Trotta que “el plan de lucha está en pie”. Y disparó: «Fue una reunión positiva con el ministro nacional, pero no nos convenció lo hablado con la provincia».

 

Fuente: El Sol