Colombia: Seis muertos por ataques en una región disputada entre grupos armados

Seis personas murieron y dos resultaron heridas en ataques ocurridos en el suroeste de Colombia, en una zona que se disputan rebeldes del ELN y disidentes de la exguerrilla FARC, informaron las autoridades.

«En este momento tenemos seis muertos, tenemos tres mujeres muertas, tres hombres muertos. Tenemos dos heridos, un hombre y una mujer, y tenemos dos posibles desaparecidos», dijo a la AFP Wilder Riascos, alcalde del municipio de López de Micay, en el convulso departamento del Cauca, donde ocurrieron los hechos.

Las autoridades desconocen los móviles del ataque y la identidad de los fallecidos y lesionados. «Solamente sabemos que fueron (atacados) con armas largas», afirmó Riascos.

El alcalde aseguró que cuatro cuerpos fueron trasladados a la cabecera municipal, mientras que otros dos aún se encuentran en el lugar del homicidio. «Estamos esperando a poder entrar por temas de seguridad, para poder ingresar el personal de criminalística», agregó.

El homicidio múltiple del martes, en el que fallecieron cinco personas, podría estar relacionado con el asesinato de un exintegrante de las FARC (Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia) ocurrido el día anterior en el mismo municipio, indicó por su parte el ejército en un comunicado.

«Las primeras hipótesis apuntarían a una confrontación entre ingrantes de las redes de apoyo (…) del Grupo Armado Organizado Residual (disidencias) y el ELN, por el control del territorio», detalla el boletín.

El departamento del Cauca, ubicado sobre el Pacífico colombiano, fue durante años el escenario de enfrentamientos entre guerrilleros y paramilitares en el curso del conflicto armado.

Aunque los enfrentamientos se aliviaron considerablemente con el desarme y transformación en partido de las poderosas FARC tras el acuerdo de paz de 2016, la zona se la disputan rebeldes del Ejército de Liberación Nacional (ELN), disidentes de la exguerrilla y bandas narcotraficantes de origen paramilitar.

En el Cauca los grupos armados ilegales chocan por el control de cultivos de marihuana y hoja de coca, y por las rutas de tráfico hacia Centroamérica y Estados Unidos.

Cerca a López de Micay, en el municipio Argelia, se registró en julio un ataque que dejó siete muertos, según el ejército, todos disidentes de las FARC. Los militares atribuyeron la agresión al ELN, cuyos diálogos de paz con el gobierno están en suspenso. El grupo guevarista negó su autoría.

Colombia es el principal productor mundial de cocaína y EEUU el mayor consumidor de esa droga.