Comenzaron a desmantelar el casino de calle Emilio Civit

A una semana de haber cerrado sus puertas, una empresa de fletes comenzó a desmantelar el casino que funcionó durante dos décadas en la primera cuadra de calle Emilio Civit.
Se trata de una de las salas de juegos de azar que integran la red Casino Club, propiedad de Cristóbal López, empresario vinculado al kirchnerismo y recientemente liberado por la Justicia, luego de permanecer en prisión por evadir impuestos ligados al combustible.
Ayer, según pudo saber este diario, camiones se instalaron frente al casino sanrafaelino y cargaban equipos de aires acondicionados y otros artefactos que eran parte de la sala. Se prevé que en estos días continúe el retiro de máquinas tragamonedas, ruletas y el resto del mobiliario que era parte del lugar.
La decisión de no renovar la concesión a Casino Club San Rafael, por parte del Gobierno de Mendoza que lo anunció hace dos años, generó una fuerte polémica, sobre todo por las 80 fuentes de trabajo permanente que garantizaba ese emprendimiento. Si bien fueron incesantes los reclamos de los trabajadores, no hubo marcha atrás en la resolución, más allá de alguna prórroga que extendió su funcionamiento.
Fue la titular del Instituto de Juegos y Casinos de Mendoza, Josefina Canale, quien confirmó que el 12 de octubre dejaba de funcionar “Casino Club San Rafael”. Las autoridades de la sala de juegos ya habían enviado telegramas a trabajadores comunicándoles el cierre del emprendimiento.