Comienza el juicio contra Marcos Scalia por robo agravado y portación ilegal de arma

Marcos Scalia, sobrino del matrimonio brutalmente asesinado en el barrio Nihuil en septiembre de 2017, enfrentará hoy y mañana un juicio en su contra por robo y portación ilegal de arma de fuego, hechos acaecidos en enero de este año, cuando además se le secuestró una millonaria suma de dinero que transportaba en un vehículo de alta gama.
El juez Néstor Murcia encabezará el debate contra Scalia, mientras que el fiscal Javier Giaroli sostendrá la acusación contra el joven, que se encuentra bajo arresto preventivo desde principio de año. Se prevé que el juicio comience hoy y finalice mañana.

El hecho
Marcos Scalia, oriundo de San Rafael pero residente en Neuquén, volvió a nuestro departamento de vacaciones y el 13 de enero de este año protagonizó un extraño suceso: invitó a un trabajador gastronómico de la zona oeste de la ciudad a un paseo en su Audi A4 de alta gama y cuando estaban cerca de la terminal de colectivos, Scalia lo amenazó con un arma para después despojarlo de sus pertenencias. Lo abandonó en el lugar y escapó.
La denuncia de la víctima dio lugar a un operativo de búsqueda de Scalia que terminó en pleno centro, cuando el Audi rápidamente fue identificado en la esquina de avenidas Yrigoyen y Moreno. Al requisar el rodado, los uniformados encontraron 33 mil dólares y más de 240 mil pesos argentinos, una pistola calibre 9 milímetros y envoltorios con droga.
En medio de la sorpresa por lo que había dentro del Audi, hasta el lugar del procedimiento –en forma prepotente– se acercó Elías Scalia, hermano de Marcos, quien también cayó en la redada. Es que los agentes decidieron requisarle un Peugeot 308 en el que se movilizaba y allí aparecieron otros 30 mil dólares, más de 60 mil pesos, droga y un revólver calibre 38.
Los hermanos fueron detenidos y la investigación avanzó de forma expedita en la Justicia Provincial, contra Marcos por el robo agravado y la portación de arma de guerra y contra Elías por la tenencia del arma de fuego de uso civil. Lo relacionado a la Justicia Federal, como el posible delito de narcotráfico, no tuvo por ahora avances investigativos, a pesar de los 2,5 millones de pesos (entre divisa norteamericana y moneda argentina) que poseían los hermanos.
Elías, acusado de la tenencia del revólver calibre 38, accedió rápidamente a un juicio abreviado y fue condenado a seis meses de prisión con un régimen semiabierto, que consiste en pernoctar en la unidad penal de El Cerrito y estar en libertad durante el día.
Marcos no aceptó someterse a un juicio abreviado y ahora enfrenta una condena de hasta 10 años, de acuerdo a lo que establece el Código Penal respecto a los delitos de los que está acusado: robo agravado por uso de arma de fuego y portación ilegal de arma de guerra.