SECCIONES
  • En la vida todo es nada y nada es todo. | Milly Alcant

viernes 2, de diciembre , 2022

Cómo busca la DGE controlar a los intendentes con las obras en las escuelas

Para tener un mayor control sobre las tareas de mantenimiento y reparaciones que se hacen en las instituciones educativas, la Dirección General de Escuelas (DGE) implementará una plataforma que integrará las demandas de los directivos de los colegios con las obras que se realizan con fondos nacionales, provinciales o municipales.

El mal estado de las escuelas fue uno de los principales reclamos que devino de la presencialidad plena en las escuelas tras la pandemia de coronavirus. Esta situación obligó al Gobierno provincial a encarar un plan de reparaciones de colegios, con una inversión de alrededor $1.100 millones, a través de coeficientes de impacto zonales. En ese contexto, le exigió a los municipios que destinaran el 30% de lo que reciben por la coparticipación de fondos previstos en la Ley 26.075, de financiamiento educativo nacional, a los arreglos. No todos los municipios aceptaron y comenzó un tire y afloje. Ahora se irá un paso más allá y se establecerá un control directo sobre esos recursos.

Además de los fondos provinciales y municipales, las escuelas se arreglan con envíos realizados por la Nación. Esta diversificación de la inversión y la falta de un único canal de comunicación con algunas comunas, como también de registros de las obras que se realizan, llevó a la DGE a diseñar una plataforma que estará integrada al de Gestión Educativa Mendoza (GEM). 

“Vimos que los directivos se comunicaban con inspectores de Infraestructura, le pedían el arreglo al municipio o a las mismas empresas, se hacía el camino de manera inversa y no quedaban registros. Los municipios no dejaban constancia de qué tarea estaban realizando”, dijo Patricio Cabral, jefe de Gabinete del gobierno escolar.

Es por eso que, para el 2023, esperan tener implementado este nuevo sistema en el que las directoras podrán reclamar lo que la institución necesita y los inspectores derivar, con sólo un click, la tarea a los zonales de mantenimiento, al Ministerio de Infraestructura o a los municipios, según la gravedad del inconveniente.

En la presentación del proyecto de Presupuesto para el próximo ejercicio fiscal, José Thomas, titular de la DGE, dijo: “Esto es para poder unir más rápido la demanda de la directora con los distintos sistemas que tenemos hoy para solucionar los problemas en las escuelas. Tenemos a los municipios trabajando y fondos específicos de Nación y de la Provincia. Necesitamos una integración de todo eso para responder lo más rápido posible en cada una de las escuelas”.

La plataforma se está desarrollando desde antes de la pandemia, pero esa crisis generó que el foco se ponga en otros aspectos urgentes. Ahora está en la etapa de prueba y de capacitación entre quienes la utilizarán. Aunque la DGE no tiene una fecha concreta para su implementación total, la idea es que con el paso de los meses su uso se convierta en obligatorio, a través de una única interfaz.

Este sistema permitirá hacer un seguimiento de los trabajos de reparación desde que los directivos carguen su solicitud hasta que las tareas se finalizan. Se podrá conectar con teléfonos celulares, subir fotografías e informar los materiales que se necesitan para los arreglos. 

En cada etapa de la trazabilidad quedará registrado el día y la hora, también el nombre y número de la escuela, y la fecha probable de resolución. A su vez, en cada caso se determinará el grado de urgencia del arreglo, ya sea si el inconveniente afecta o no el dictado normal de las clases. 

José Thomas.

Habrá una planilla de rendición. Al tener los municipios que rendir cuentas de los fondos que reciben de coparticipación, esto permite hacer un seguimiento. También en el caso del municipio, que si tiene convenio y está en condiciones de hacer ese trabajo se le asignará, si no lo hará el Ministerio de infraestructura”, señaló Cabral.

Las empresas que realizan los trabajos de mantenimiento, llamadas coeficientes de impacto zonales, reparan entre 10 y 60 establecimientos. Las obras mayores son licitadas por la Provincia, mientras que los municipios suelen encargarse de trabajos más pequeños, como la instalación sanitaria, eléctrica, de agua, de gas, limpieza de tanque, arreglo de veredas, entre otros.

El objetivo de esto es generar “celeridad” en la resolución de los problemas edilicios de las escuelas, especialmente en zonas alejadas del Gran Mendoza. Esto va a permitir tener un control en esas instituciones, más la posibilidad de hacer una visualización más inmediata, explicaron desde la DGE.

“Se trata de hacer un uso eficiente del recurso y permitir tener el foco donde más se lo necesite. Esto se hizo con horas de trabajo del personal de la DGE, no hay un costo por contratar una empresa”, añadió Cabral.

Durante este año, el Gobierno se comprometió a reparar casi 200 edificios con graves deterioros, algunos inoperativos y con serios problemas estructurales. En el Presupuesto 2023, se previeron $7.704 millones para Infraestructura Escolar, de los cuales $5.000 millones serán destinados al mantenimiento. En tanto, los fondos de participación municipal previstos en la Ley de financiamiento educativo nacional serán de $14.047.810.

Download PDF

Click para descargar o imprimir la nota

La información justa siempre con vos!

MÁS LEÍDAS

MÁS LEÍDAS

Noticias Relacionadas

¡Bienvenido de nuevo!

Inicie sesión en su cuenta a continuación

Recupera tu contraseña

Ingrese su nombre de usuario o dirección de correo electrónico para restablecer su contraseña.

Agregar nueva lista de reproducción