Cómo funcionará el Banco de Vinos creado por ley provincial

La creación del Banco de Vinos ya es ley en la provincia y en la próxima temporada tendrá su primera prueba para ver si cumple con su objetivo: regular el precio en el mercado de traslado que se le paga al productor primario y no estar tan atados a los cambios cíclicos en la producción y precio del producto.
Tras ser evaluado y aprobado con media sanción por la Cámara de Senadores de la provincia, el miércoles el proyecto fue tratado en Diputados, donde obtuvo su aprobación para ser remitido al Poder Ejecutivo para avanzar en la promulgación.
Alfredo Aciar comentó a FM Vos (94.5) y Diario San Rafael que “es un proyecto que venimos conversándolo desde febrero y ya tenemos ley de Banco de Vinos, el objetivo es estabilizar el precio del vino en el mercado de traslado y llevarlo a un nivel que dé más rentabilidad al sector primario, al que vende en ese mercado de traslado”.
“El objetivo –añadió– proviene de un análisis técnico de los últimos 25 años donde subyace un comportamiento cíclico del precio, bajan y suben cualquiera sea el dólar de turno, el crecimiento del país; en los últimos años ha estado bajando el precio del vino, en 2016 subió, previo a eso bajó”.
Aciar afirmó que este sube y baja se da “por el clima en Mendoza, que hace que cada tres años aproximadamente tengamos una helada que disminuye la producción y comience el ciclo positivo hasta que se cosecha normalmente y otra vez van para abajo los precios”.
La iniciativa tomó impulso definitivo cuando el propio gobernador Rodolfo Suarez lo anunció el 1º de mayo en su discurso para la apertura de las sesiones ordinarias de la Legislatura. En ese marco, la máxima autoridad mendocina resaltó que “será una herramienta financiera que termine con las recurrentes crisis vitivinícolas que llevan a nuestra industria a sufrir problemas, no solo por la macroeconomía sino por la estructura propia de la cadena”.
Según informó el Gobierno, el Banco de Vinos se creará en el ámbito del Ministerio de Economía y Energía con el objetivo de estabilizar los ciclos de precios del mercado de traslado de los productos vitivinícolas y lograr una justa distribución de la renta entre todos los eslabones de la cadena productiva. Los fondos y los bienes serán propiedad del Fideicomiso de Administración y Asistencia Financiera Vitivinícola, cuyo administrador será Mendoza Fiduciaria, mientras que el Gobierno nacional, los municipios, entidades privadas o mixtas que representan el sector podrán realizar aportes que serán destinados a cumplir con el objetivo principal del organismo.
El Banco de Vinos estará administrado por un director ejecutivo, designado por el ministro de Economía y Energía, quien no deberá ejercer actividades privadas relacionadas con el vino y demás productos vitivinícolas, sean estas productivas, industriales o comerciales.

Compartir

¿A qué atribuye el endurecimiento del cepo al dólar?

Artículo anteriorTras la explosión, el gobierno libanés teme que se disparen los casos de coronavirus en Beirut
Artículo siguienteImpulsan la declaración de una emergencia productiva en Mendoza