SECCIONES
  • Facilitar una buena acción es lo mismo que hacerla.| El Profeta Mohammad

viernes 28, de enero , 2022

Cómo sigue la causa del efectivo que fue liberado tras dispararle a un ladrón en la playa de secuestros

Carlos Abdala, el policía que estuvo preso dos días tras balear a un ladrón que pretendió robar en la playa de secuestros de calle Tulio Angrimán, fue liberado por decisión del fiscal Iván Ábalos, quien antes lo imputó por “lesiones graves agravadas por su condición de sujeto activo de la fuerza de seguridad”.
Abdala se encontraba de guardia en la playa San Cristóbal cuando, junto a un compañero, advirtió la presencia de dos sujetos que sustraían autopartes de vehículos allí estacionados. En ese momento se inició una persecución que terminó con David Oro, uno de los malvivientes, herido de arma de fuego, producto de dos disparos que Abdala realizó desde su pistola reglamentaria. En su declaración, el agente señaló que lo hizo en defensa propia, cuando el sujeto al que perseguía realizó movimientos propios de extraer un arma de la cintura.
Como consecuencia de los disparos, Oro debió ser trasladado al hospital Central de la Ciudad de Mendoza, donde continúa internado en grave estado a partir de un proyectil que le atravesó el tórax. El cómplice de quien terminó baleado es Hugo Maidana y decidió entregarse el martes, en una acción que –creen los investigadores– apuntaría a complicar la situación de Abdala.
Maidana hasta ayer estaba detenido en la Comisaría 8ª, donde se abrió un proceso por la sustracción de autopartes agravada por haberse cometido el hecho en un predio del Estado.

Lo investiga la IGS
Paralelamente a la investigación penal que el fiscal Ábalos lleva adelante contra Carlos Abdala, también avanzan las acciones de la Inspección General de Seguridad (IGS), cuya función es evaluar la conducta y el desempeño de quienes integran la Policía de Mendoza y el Servicio Penitenciario de Mendoza.
Fuentes policiales consultadas por este diario sostuvieron que Abdala, por el momento, sigue siendo miembro activo de la Policía, aunque esa condición depende de la IGS. Si desde el organismo de contralor lo disponen, Abdala pasaría a revestir condición pasiva dentro de la fuerza, lo que implica la reducción de su salario a la mitad y la imposibilidad de realizar servicios extraordinarios, entre otras disposiciones.
De tomarse esa decisión, el paso siguiente es determinar si Abdala incumplió con su deber de policía, lo que tiene como fin establecer la continuidad o no del agente en la fuerza.
Mientras todo ese proceso se ejecuta, la defensa del policía no tardó en surgir, primero desde sus colegas, quienes consideran que actuó en defensa propia ante el riesgo de ser atacado a tiros, y luego desde una amplia porción de la sociedad, que incluso se manifestó el martes por la noche en el Kilómetro Cero. En redes sociales, fueron muchos los uniformados y civiles que se manifestaron a favor de Abdala, sobre todo a la hora de exigir su excarcelación, la que se concretó en la tarde del martes.

La información justa siempre con vos!

MÁS LEÍDAS

MÁS LEÍDAS

Noticias Relacionadas

¡Bienvenido de nuevo!

Inicie sesión en su cuenta a continuación

Recupera tu contraseña

Ingrese su nombre de usuario o dirección de correo electrónico para restablecer su contraseña.

Agregar nueva lista de reproducción